BuscandoRespuestas

AnalisisDestacadaDivulgaciónSalud

¿Es posible haber pasado el coronavirus y dar negativo en el test de anticuerpos?

  • Quién no ha escuchado este verano a alguien diciendo aquello de: "yo lo pasé seguro, pero incomprensiblemente no tengo anticuerpos"
  • "Todos en Nueva York piensan que han tenido el virus, y no deberían asumir que aquella fiebre era Covid y por eso ahora son inmunes"
  • Es cierto que podemos estar sin inmunoglobulinas y seguir protegidos de la enfermedad, pero desgraciadamente no es lo más probable

25 agosto, 2020


Eduardo Costas.
Catedrático de Genética de la UCM.
ACADÉMICO CORRESPONDIENTE DE LA REAL ACADEMIA NACIONAL DE FARMACIA

Te puede interesar: Si el test serológico dice que tengo anticuerpos ¿ya no contagio ni me contagian?

Hace 100 años, Georges Clemenceau, hombre inteligente y progresista, médico de profesión, que llegó a ser primer ministro y jefe de gobierno durante la Tercera República Francesa, pronunció unas palabras que serían traídas a colación más de una vez durante la gran pandemia de gripe española: “De victoria en victoria vamos de cabeza a la catástrofe”. Siguen siendo de actualidad:

Tras tantos meses de pandemia, nos es fácil recordar algún momento del confinamiento o de lo que se han empeñado en llamar ‘nueva normalidad’ en el que tuvimos tos, estornudamos o pasamos una ligera febrícula.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

Además, ante la relativa abundancia de casos asintomáticos estamos viendo que muchas personas se dejan llevar por el optimismo y cantan victoria ante la Covid-19.

Quién no ha escuchado este verano a algún amigo o familiar que nos dice aquello de: «yo lo pasé seguro, porque tuve un catarro tremendo allá por el mes de abril, pero incomprensiblemente los anticuerpos me salen negativos».

Miles y miles de personas están convencidas de que han superado, sin mayores problemas, la Covid-19. Así que para confirmar su convicción se lanzan a pagar por un test de anticuerpos que confirme su certeza.

Pero… ¿Podemos saber realmente si ya hemos superado la enfermedad?

En Nueva York, un estudio científico incluyó a 719 personas convencidas de que habían pasado Covid-19 en función de los síntomas y la exposición al virus, pero en quienes la enfermedad no había sido diagnosticada. Y la realidad fue que la gran mayoría probablemente confundieron la gripe, otra infección viral o incluso alergias, con la Covid-19.

Hasta el punto de que la Doctora Wajnberg dijo: “Creo que literalmente todos en Nueva York piensan que han tenido el virus, y la gente no debería asumir que la fiebre que tuvo en enero era Covid y por eso ahora es inmune».

La realidad es que en una enfermedad tan reciente la ciencia, que está dedicando miles de horas de investigación sin descanso, aún tiene pocas certezas absolutas.

Pero para entender un poco de lo que estamos hablando, denos un pequeño repaso a las nociones básicas:

– Tras el contagio con el coronavirus, los primeros anticuerpos que fabrica nuestro sistema inmune para combatir la nueva infección son las inmunoglobulinas M (IgM).

– Más tarde el sistema inmune producirá inmunoglobulinas G (IgG), que es el tipo de anticuerpo más abundante.

Por eso, pero para salir de dudas nos hacemos un test de anticuerpos contra el SARS-CoV-2, y la interpretación básica de los resultados parece muy simple:

Si tenemos niveles altos de inmunoglobulinas M, hará poco tiempo que hemos pasado la Covid-19 (o incluso aún estamos en las fases finales de la enfermedad).
Si tenemos inmunoglobulinas G hará más tiempo que hemos pasado la pandemia. Y ese resultado será lo que vulgarmente entienden las personas por «tener anticuerpos».

El problema aparece cuando no tenemos ni inmunoglobulinas M ni inmunoglobulinas G. Porque la primera y casi siempre acertada interpretación de ese resultado es que en principio no hemos pasado la enfermedad.

Y aunque esa afirmación es cierta en la gran, gran, mayoría de los casos, no siempre es así. Existe la posibilidad de que alguien haya pasado la pandemia hace mucho tiempo y ya no nos queden niveles detectables de inmunoglobulinas contra el SARS-CoV-2.

En esos casos podemos seguir protegidos, ya que el sistema inmune cuenta con otra arma eficaz para luchar contra el coronavirus: los linfocitos T, que duran mucho más tiempo que las inmunoglobulinas.

Así que podemos estar sin inmunoglobulinas pero todavía seguir protegidos de la enfermedad. Y de ahí que dar negativo en un test de inmunoglobulinas G no asegura que no hayamos pasado la enfermedad.

Pero mejor no olvidar que sí es lo más probable. Y aunque insistimos en que no es totalmente seguro, también tenemos que insistir en que la gran mayoría de las personas que dan negativo en linfocitos G no han pasado la Covid.

Ya sentimos decepcionar a tantos que se consideran inmunes, pero nuestra recomendación es que deberían mantener las mismas normas de prudencia que quienes no lo han pasado… porque eso es lo más probable.

¿Si ya me he curado puedo volver a tener Covid-19?

Es la segunda pregunta del millón: Si ya he pasado la enfermedad… ¿Hasta cuando va a durar la protección contra ella? ¿Podría volver a pasarla?

Desgraciadamente, a día de hoy no sabemos la respuesta.

Hay enfermedades, como la viruela, que quien las pasaba una vez conseguía inmunidad para toda la vida. Esto permitió que la vacuna fuese tan eficaz que llegamos a extinguirla.

Pero otras enfermedades no desarrollan inmunidad para siempre. A lo largo de su vida una persona puede pasar muchas veces la gripe. Así que tendrá que vacunarse una vez al año y la vacuna no tiene una efectividad del 100%.

De momento es pronto para saber como responderá nuestro sistema inmune frente al SARS-CoV-2: Podría hacerlo tipo viruela y todos los que pasaron la Covid-19 tendrían inmunidad para siempre o podría hacerlo tipo gripe y todos los que pasaron la Covid-19 tendrían inmunidad solamente durante un cierto tiempo.

Para saberlo seguro tenemos que esperar. No hay otra forma. Paciencia.

Pero lo que sí podemos es intentar hacer predicciones, aunque todavía hay pocos datos. La mala noticia es que se han producido casos (muy, muy pocos) en los que personas que teóricamente ya habían pasado la Covid-19 volvieron a contagiarse. La buena es que muchos de quienes pasaron la Covid-19 no se contagiaron incluso estando expuestos de nuevo a la enfermedad en lugares tan peligrosos como un barco pesquero, donde convivieron, sin tomar precauciones, con decenas de contagiados.

Incluso parece que algunas personas que solo estuvieron expuestas al coronavirus del resfriado común habrían desarrollado inmunidad frente a la Covid-19.

Entendemos que todos queremos librarnos de una vez del maldito coronavirus y volver a la vida de antes. Pero debemos ser cuidadosos y recordar las palabras de Georges Clemenceau.

Ojalá que los buenos indicios no nos conduzcan a la catástrofe.

En este sentido, Suecia intentó conseguir cuanto antes una elevada tasa de personas inmunes a la Covid-19 adoptando muy pocas medidas restrictivas. Pensaron que su excelente sanidad podía soportar elevadas tasas de contagio. Esperaban lograr relativamente rápido la inmunidad de grupo que les permitiese volver a la normalidad. Pero sus expertos advierten: se equivocaron. Suecia ha registrado, con mucho, la mayor tasa de muertes de los últimos 150 años.

Seamos prudentes. Seamos pacientes. No queda otra.

Noticias relacionadas