BuscandoRespuestas

Atención Psicología

ANTONIO: Siento una gran ansiedad y un enorme sentimiento de desesperanza porque siento que he vivido demasiadas crisis como esta que me impiden despegar y conseguir una estabilidad y un progreso básicos en mi vida. Sufrí la crisis de 2008, estudié en la universidad durante la segunda recesión que comenzó en 2012, seguí formándome porque tenía unas aspiraciones y unos sueños. Tras eso, no conseguía trabajo. Poco a poco he ido ganando algo de experiencia y he tenido trabajos para los que no se necesitaba mi formación. Sin embargo, los dos o tres años que he estado trabajando y valiéndome por mí mismo he sido medianamente feliz. Ahora tenía un trabajo a media jornada en una empresa que no me ha renovado el contrato por la crisis sanitaria, ya que ha disminuido la actividad por ser una empresa dedicada al turismo. Ha dado la casualidad de que no me han incluido en el ERTE porque mi contrato terminaba unos días después de comenzar el estado de alarma. Compaginaba ese trabajo con un ciclo superior presencial que no sé cómo terminará ni si podremos volver a las aulas ni cómo se va a desarrollar el segundo año. Siento una enorme tristeza por el hecho de que no consigo despegar; llevo años luchando por tener una vida decente y no lo consigo. Tengo 28 años y necesito ver que poco a poco mi vida se estabiliza, pero nunca lo consigo. Siempre viene algo que me hunde en la mayor de las miserias. He pensado en rendirme porque veo imposible llegar a tener una vida propia e independiente. No puedo más. Además, no puedo contar con el apoyo que necesito de familiares o amigos. Sé que es muy egoísta, pero no puedo dejar de preguntarme: «¿Por qué me tiene que pasar todo lo malo a mí?».

15 abril, 2020

Responde Laura Andrés Rodríguez. Psicòloga de Presència Activa. Nº colegiada: 25096

Hola Antonio, la verdad es que los últimos años no han sido nada fáciles y todo lo que comentas es bastante frustrante. Ahora que parecía que la economía volvía a ir bien, viene esta crisis que nos ha cogido a todos desprevenidos… Es cierto que es muy difícil conseguir una estabilidad, de hecho, casi nunca se consigue, pero esto no significa que tengas que rendirte. Te has esforzado mucho para llegar hasta aquí, y la crisis actual va a ser solo otro bache en el camino que estás siguiendo para conseguir tu sueño, que no es para nada sencillo. Entiendo el desánimo, entiendo la frustración, pero no te des por vencido. Un abrazo.