BuscandoRespuestas

DestacadaResponde el doctor

Cómo explicarte bien en una consulta telefónica con tu médico

  • La pandemia de la Covid-19 ha obligado a acelerar el uso de la telemedicina, utilizando las herramientas disponibles: teléfono, videollamada...
  • La Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física ha elaborado un documento para ayudar a conseguir que la consulta telefónica con el médico sea lo más fructífera posible.

03 junio, 2021

Rebeca Gil

La consulta telefónica es ya una realidad implantada en la consulta diaria de los médicos. La pandemia de la Covid-19 ha obligado a acelerar el uso de la telemedicina, utilizando las herramientas disponibles (teléfono, videollamada, etc.) por la necesidad de proteger la salud de los pacientes y mantener el cumplimiento de las medidas de protección impuestas en la pandemia.

Y tal vez la telemedicina haya venido para quedarse.

Te puede interesar: Tatuajes con nanopartículas de oro para revolucionar el diagnóstico médico

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Evidentemente, no todo puede hacerse a distancia, pero si se están llevando a cabo muchas consultas no presenciales. En este contexto, la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) ha elaborado un documento para ayudar a conseguir que la consulta telefónica con el médico, bien sea el rehabilitador, el de medicina general o cualquier especialista, sea eficiente tanto para los pacientes, como para el profesional sanitario que nos atiende.

«Dicho esto, dándole a la consulta telefónica la categoría de acto médico, el paciente también debe prepararse para dicha consulta de la misma forma que lo haría si acudiese al centro sanitario», explican desde la SERMEF.

Cómo prepararse antes de recibir la llamada

  • Lo primero que debemos hacer es recopilar toda la documentación que necesitemos. Da igual que sean los resultados de unos análisis o de otras pruebas realizadas, informes de otros especialistas, alergias conocidas y antecedentes personales (enfermedades, cirugías previas).
  • Si nos estamos medicando debemos conocer los nombres de todos los medicamentos que tomamos y su dosis (el número de comprimidos y veces que los toma al día), también los efectos adversos o secundarios en caso de producirse.
  • Es importante transmitir al médico todo aquello que considere que es relevante y nuevo, y que, por tanto, es probable que no conste en su historial.
  • Puede resultar muy útil escribir una lista de los síntomas que tenemos para que no se nos olvide ninguno con las prisas y los nervios.
  • También podemos apuntar como van evolucionando esos síntomas, si mejoran o empeoran, y cualquier duda que nos surja.
  • En el caso de que esté realizando alguna terapia en el hospital anote con quien la realiza, cuántas sesiones ha realizado y qué avances ha percibido.
  • Si realiza autotratamiento en su casa, repase los ejercicios y anote las dudas en cuanto a su ejecución, y la necesidad o no de ampliarlos o sustituirlos.
  • Escriba también si ha tenido alguna incidencia clínica, algún efecto adverso o algún ingreso.
  • Con todo ya apuntado, el día de la consulta lo mejor es que esperamos la llamada en un entorno lo más tranquilo posible en el que nada nos distraiga de la conversación que vamos a tener con el médico.
  • Para facilitar la comunicación tenga a mano unos auriculares si dispone de ellos y si tiene dificultades en cuanto al lenguaje o a la audición solicite a algún familiar que le acompañe.
  • ¡Y tenga paciencia!, la llamada se pude retrasar…

Qué hacer durante la llamada

  • Debe asegurarse de que la persona que le llama se identifique adecuadamente. Si no lo hace, solicite que lo haga. Usted también debe identificarse. De su nombre y apellidos e incluso su número de DNI o afiliación, para garantizar su seguridad mediante la identificación inequívoca de ambas partes.
  • Recuerde que se trata de una conversación confidencial en la que va a dar datos sobre su salud y su intimidad, así que es importante que compruebe que no están escuchando su conversación.
  • Intente hablar alto y claro, y cuente todo lo que ha apuntado en la lista que preparó antes de la llamada. Conteste a las preguntas que le haga su médico y si no lo entiende pídale que se lo repita.
  • Para asegurarse de que ha entendido todo bien puede repasar los datos más relevantes (tratamientos, seguimiento…) antes de finalizar la llamada.

Noticias relacionadas