BuscandoRespuestas

DestacadaResponde el doctor

¿Qué hacer ante una picadura de medusa?

13 agosto, 2020

El aumento de la temperatura del mar o la contaminación por hidrocarburos han provocado que cada vez sean más habituales las plagas de medusas en las zonas costeras, en especial en el Mediterráneo, aunque cada día aparecen más en el Atlántico y algunas especies comienzan a ‘pasearse’ por el Cantábrico, aún de forma esporádica. Pero en nuestro mar más cálido son tan frecuentes que en algunas ocasiones las autoridades se ven obligadas a prohibir el uso de algunas playas.

Las medusas son animales marinos casi transparentes, que se alimentan principalmente de plancton, crustáceos, huevos de peces, otras medusas y peces pequeños, así que no atacan al hombre.
Las picaduras se producen cuando hay un contacto directo
del ser humano con los tentáculos de las medusas que en algunas especies presentes en nuestras costas pueden medir hasta 20 metros, por lo que no siempre son fáciles de detectar.

En esos finos tentáculos están unas células urticantes denominadas cnidocitos, presentes también en los corales o las anémonas de mar.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

Los cnidocitos son como una cerbatana que en su interior contiene un filamento urticante, que cual flecha sale ‘disparado’ y se clava en las víctimas. Son microscópicos aguijones con una sustancia tóxica que en las medusas sirve para defenderse y para capturar a sus presas.

Cuando rozamos los tentáculos, se disparan esos aguijones con las toxinas y provocan en nuestra piel picor, dolor, quemazón, inflamación, enrojecimiento y hasta un sangrado leve.

En la mayoría de los casos, las lesiones dermatológicas desaparecen a los pocos días, aunque las molestias pueden mantenerse más tiempo.

Y es importante avisar que esas toxinas se mantienen en los tentáculos incluso en medusas muertas, por lo que nunca hay que tocarlos.

Los síntomas de las picaduras de medusa son:

• Ardor en la zona de contacto, hormigueo o dolor punzante.

• Marcas rojas, marrones o moradas en la zona piel donde se haya producido el contacto con la medusa.

• Escozor.

• Inflamación.

• Dolor pulsátil.

Para tratar estos molestos síntomas lo más indicado es:

• Si alguna parte de la medusa ha quedado adherida a nuestro cuerpo, hay que protegerse las manos y retirarla con agua caliente o arena seca, pues tocarla sería sinónimo de nueva picadura, ahora en la mano o en los dedos.

No aplicar nunca agua dulce, ni rascar ni frotar la zona afectada porque puede favorecer la liberación de más toxinas.

• Aplicar en la picadura paños o compresas frías empapadas con agua salada, zumo de limón, vinagre… y después se debe aplicar frío durante unos 15 minutos, utilizando hielo envuelto en plástico y en una toalla.

• Si se produce una reacción excesiva a la picadura, apareciendo urticaria, dificultades respiratorias, vómitos, calambres musculares, mareos o pérdida de consciencia, lo mejor es acudir a un centro médico.

Noticias relacionadas