BuscandoRespuestas

DestacadaResponde el doctor

Cuando hace tanto calor es mejor quitarse ropa… o ponérsela

29 julio, 2020

Te puede interesar: ‘No me gusta el agua ¿qué puedo beber para hidratarme y combatir el calor?

La clave de todo está en la relación entre la temperatura corporal y la temperatura externa. Porque si lo que necesitamos hacer es protegernos de lo que hace fuera, mejor utilizar algo que nos ayude. Pero vayamos por partes.

Cuando llegan los calores, en los países occidentales acostumbramos a quitarnos la ropa. Sin embargo, en los países donde más aprieta el sol y las temperaturas son más altas, donde teóricamente deben estar los auténticos expertos en protegerse del calor… lo que hacen es taparse, hasta la cabeza, en vez de destaparse. ¿Por qué?

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

Te puede interesar: ‘Los mayores peligros del calor para la salud… ¡y las temperaturas siguen subiendo’

Lo primero, como se entiende fácil, es porque la intensidad de los rayos solares en esas zonas puede provocar auténticas quemaduras en la piel si la dejásemos expuesta a ellos directamente.

Y para correr ese riesgo no hace falta irse a temperaturas de 50 grados que apenas existen. Lo mismo nos puede ocurrir aquí cuando estamos hablando de temperaturas cercanas o superiores a los 40 grados.

Incluso con menos temperaturas podemos tener disgustos en forma de quemaduras graves, sobre todo cuando hablamos de zonas en las que casi nunca se llega a los 30 grados, como en Asturias o muchas zonas de Galicia, y la piel no está acostumbrada.

Así que ésa es la primera razón por la que parecen tan ‘abrigados’ los habitantes de los países más calurosos de la tierra. Pero con una peculiaridad muy importante: Siempre llevan ropas sueltas.

Y esa es una característica fundamental, porque gracias a llevar ropa suelta, en los espacios que quedan entre las prendas y la piel se crean unas corrientes de convección que permiten expulsar el calor del cuerpo más eficientemente.

Además, con las altas temperaturas y los fuertes rayos del sol, lo normal es que con poca ropa rompamos a sudar con mayor facilidad, y eso no es una buena idea si estamos hablando de zonas en las que el agua es un bien escaso.

Otra razón importante es la más sencilla de entender. Si nuestro cuerpo está a 37 grados centígrados y en la acera de la calle hay 40 o 42 grados, lo mejor es aislar nuestro cuerpo del exterior. Y la ropa es un buen aislante térmico. Sobre todo cuando hablamos de prendas confeccionadas con tejidos que permiten controlar la hidratación. Y sueltecitas.

Claro que todo lo que hemos dicho sólo aplica para temperaturas realmente altas y calor de verdad. Porque si estamos hablando de unos 30 grados, quitarse ropa suele ser una mejor idea.

Eso sí. No pensemos que los 40 grados que en muchas zonas se superarán hoy son algo muy habitual en muchas partes. Porque la mayor temperatura que se ha registrado nunca sobre la tierra son los 56,7 grados centígrados registrados en el Valle de la Muerte, California, el 10 de julio de 1913. Y muy pocos sitios del planeta superan los 50 grados alguna vez.

Noticias relacionadas