BuscandoRespuestas

Salud

Aparecen coágulos alarmantes ¿Ha dejado de ser fiable la vacuna de AstraZeneca?

10 marzo, 2021


Redacción

Es la vacuna que más está dando que hablar. Tanto que ya es la cuarta vez que actualizamos este artículo, supervisado por nuestra Comisión Científica para que la información que contiene sea suficientemente fiable y rigurosa, con los datos que existen en estos momentos.

Ahora el nuevo problema ha surgido con la aparición de coágulos sanguíneos en algunos vacunados, y hasta se habla de un muerto en Dinamarca y quizás otro u otros dos en Italia. Uno de ellos un hombre de 50 años que falleció por una trombosis venosa profunda (TVP) aparecida después de recibir una dosis de la vacuna.

Las consecuencias de estas complicaciones no se han hecho esperar:
– Países como Dinamarca, Noruega e Islandia han decidido interrumpir la aplicación de la vacuna de Oxford- AstraZeneca.
– Italia y Austria han dejado de usar ciertos lotes de la vacuna como medida de precaución.
– Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo también han suspendido el uso del mismo lote que Austria.
– Rumania ha suspendido el uso de 4.200 dosis del mismo lote de vacunas que Italia.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) explicó que la decisión de Dinamarca es una «medida de precaución mientras se realizan una investigación completa sobre informes de coágulos de sangre en personas que recibieron la vacuna, incluido un caso en el que murió una persona».

Te puede interesar: ¿Se acaban ya hoy las dudas sobre la vacuna de AstraZeneca?

Qué dice la EMA hoy sobre la vacuna de Oxford AstraZeneca

La respuesta a esta alarmante situación no se ha hecho esperar y la EMA, que es a quien hay que escuchar en todo lo relativo a las vacunas, asegura que “actualmente no hay indicios de que la vacuna haya causado estas afecciones, que no figuran como efectos secundarios tras los ensayos clínicos”.

Y añadió la EMA que realmente no hay indicios de que la acuna de Oxford-AstraZeneca Covid-19 esté relacionada con un mayor riesgo de coágulos sanguíneos, hasta el punto de afirmar que el número de casos en personas vacunadas no es mayor al que se da en la población general.

El dato explicativo parece bastante tranquilizador, ya que explicaron desde la EMA que hasta el momento se han notificado 30 casos de “eventos tromboembólicos” entre los cinco millones de europeos que han recibido la inyección.

Por eso mantiene la autorización a que se siga administrando esta vacuna, y el regulador de medicamentos de la UE afirma que “los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos, y puede continuar administrándose mientras la investigación de casos de eventos tromboembólicos está en curso”.

Por su parte, AstraZeneca dijo que la seguridad del medicamento se ha estudiado ampliamente en ensayos clínicos y que los reguladores han actuado con estándares claros y estrictos de eficacia y seguridad para la aprobación de cualquier de la misma.

Coincide con estas afirmaciones la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés), que afirma que no existen evidencias de que haya sido la vacuna la causante de estos problemas y ha pedido a los ciudadanos que acudan a vacunarse cuando les toque.

Y Phil Bryan, de la MHRA, dijo que “los coágulos de sangre pueden ocurrir naturalmente y no son infrecuentes en las personas. En la actualidad, se han administrado más de 11 millones de dosis de la vacuna Covid-19 AstraZeneca en todo el Reino Unido”.

Las explicaciones de los afectados

Tampoco los países que han decidido suspender la administración de esta vacuna se han mostrado contrarios a su uso, si bien consideran necesaria una investigación que garantice su seguridad.

Las autoridades sanitarias italianas, donde se habla (sin confirmación) de dos fallecidos tras recibir la vacuna, informaron de que su decisión fue «de precaución», pero que hasta el momento no habían establecido vínculo alguno entre la vacuna y los «eventos adversos graves» posteriores.

Tampoco lo ha establecido Dinamarca, cuyo ministro de Salud, Magnus Heunicke, calificó la suspensión como una «medida de precaución». Y aunque admitió que no se había establecido ningún vínculo, explicó que «debemos responder de manera oportuna y cuidadosa» hasta que se llegue a una conclusión.

Islandia ha explicado su decisión de suspender la administración de la vacuna por boca del epidemiólogo jefe, quien afirmó que habían decidido «pecar de cautelosos».

Austria, por su parte, tomó su decisión después de que una mujer muriera diez días después de la vacunación debido a «graves problemas de coagulación sanguínea». Las dosis austriacas formaban parte de un lote de un millón de dosis, identificado como ABV5300, que se envió a 17 países europeos.

En la parte opuesta, Francia y Alemania han decidido continuar usando la vacuna de Oxford AstraZeneca porque, como dijo el ministro de Salud francés, Olivier Véra, “los beneficios son más altos que los riesgos”.

Noticias relacionadas