BuscandoRespuestas

Salud

Caminar más para vivir más: cómo lograr ser más longevos

  • Según la Asociación Americana del Corazón, caminar más de 4.500 pasos cada día aumenta la longevidad.
  • Cada aumento de 1000 pasos al día se asocia con una disminución del 28% del riesgo de muerte.
  • Todos los gestos cuentan: subir escaleras, ir caminando al trabajo… toda la actividad diaria que hagamos repercute en nuestra longevidad.

26 mayo, 2021

Sergio F. Núñez

Nos hemos rendido por completo, y desde hace tiempo, a la tecnología. Valoramos más el ejercicio que un smartwatch dice que hemos hecho que el que en realidad nosotros mismos sabemos que hemos hecho.

Somos casi seres biónicos que llevan incorporados, para sus tareas diarias, dispositivos conectados con un sinfín de posibilidades en cuanto a productividad, gestión, organización en casa, comunicación…

Bien utilizada, como siempre, la tecnología puede ser una gran aliada. Y podemos servirnos de ella, por ejemplo, para ser conscientes de cuánto nos hemos movido en un día y utilizar esta circunstancia en beneficio propio, incluso para alargar nuestra propia vida.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Y es que, según señala un estudio realizado por Asociación Americana del Corazón, que será presentado en la Conferencia de Epidemiología, Prevención, Estilo de Vida y Salud Cardiometabólica 2021, que se celebrará a lo largo del mes de mayo, dar más pasos cada día, ya sean largas caminatas o pequeños momentos a lo largo del día, nos ayudará a vivir más años.

Es el caminar la manera más sencilla que tiene el ser humano como especie para mejorar su estado físico, aunque sea de un modo lento y paulatino. No es necesaria una actividad extrema para mejorar el funcionamiento de nuestro organismo, tal y como demuestra el informe publicado.

Según cifras del estudio de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Estados Unidos, es a partir de los 4.500 pasos diarios cuando nuestro organismo empieza a notar los beneficios del ejercicio.

«Dar 2000 pasos o más se asocia con mayores beneficios para la longevidad», Christopher C. Moore, autor principal del estudio.

La investigación se ha llevado a cabo a lo largo de cinco años (2011 – 2015) entre más de 16.000 mujeres. Las participantes del estudio utilizaron un contador de pasos similar a los smartwatchs que muchos de nosotros utilizamos cada día, pero ellas ajustado a su cintura.

Al mismo tiempo, las dividieron en dos grupos de estudio: El primero realizaba varias caminatas de diez minutos todos los días; y el segundo hacía paseos más cortos durante las actividades diarias rutinarias como las tareas del hogar, subir escaleras en lugar de ir en ascensor, ir al trabajo…

El análisis posterior reveló cómo cada aumento de 1000 pasos al día se asocia con una disminución del 28% del riesgo de muerte.

La actividad y el ejercicio físico hacen que nuestro organismo funcione mejor… y ahora también sabemos que durante más tiempo.

Te puede interesar: Ejercicio físico en adolescentes: cuando padres e hijos se equivocan

Recomendaciones para mejorar nuestro estado físico

Es tedioso, complicado y en un día a día tan ajetreado como el que tenemos se hace hasta casi imposible a veces sacar un rato cada jornada para practicar algún deporte. Pero si cambiamos nuestro estilo de vida e incluimos un momento de paseo, camino al trabajo, subiendo escaleras o después de nuestra jornada laboral, mejorará y mucho nuestro estado físico.

Organizaciones supranacionales como la Organización Mundial de la Salud recomiendan que «los adultos de entre 18 y 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana».

Para los mayores de 65 años, la OMS recomienda una dedicación cercana a los «150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas».

Pero, cualquier movimiento, por ligero o incluso inútil que pueda parecer, cuenta. Así lo señala el autor principal del estudio, Christopher C. Moore, MS, PhD y estudiante de epidemiología en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Estados Unidos: «Con la ayuda de dispositivos portátiles, más investigaciones indican que cualquier tipo de movimiento es mejor que llevar una vida sedentaria».

El cambio está al alcance de cualquiera y pasa por pequeñas modificaciones en nuestra rutina que acabarán convirtiendo nuestro estilo de vida sedentario en una forma saludable de vivir.

Noticias relacionadas