BuscandoRespuestas

DestacadaResponde el doctorSalud

Cáncer de mama: ¿Cómo y cuándo auto explorarse el pecho?

19 octubre, 2020

Rebeca Gil

Te puede interesar: ‘¿Qué es el test de antígenos, la PCR, y el serológico? ¿Cuál es mejor para detectar el coronavirus?’

Hoy, 19 de octubre, se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama. Según los datos ofrecidos por el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, cada año en España unas 33.000 mujeres padecen esta enfermedad. De hecho, representa el 29% de los casos de cáncer en mujeres.

Los avances en investigación sobre este tipo de cáncer han permitido que la tasa de supervivencia se sitúe en el 90%. Pero la prevención sigue siendo fundamental. Así que saber cómo autoexplorarse puede ser muy útil para detectar problemas y actuar con rapidez.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

¿Y qué signos pueden alertar? Los síntomas más frecuentes en el diagnóstico del cáncer de mama según señala GEICAM son:

– Un bulto o nódulo de reciente aparición, que se palpa y que puede ser o no doloroso.
Cambios en la piel de la mama como la aparición de ulceraciones, de hoyuelos, cambios de color, rugosidades o enrojecimiento (piel de naranja).
Cambios en la forma o el tamaño de alguna de las mamas o que el borde o silueta de la mama sea irregular.
Cambios en el pezón como su inversión o retracción, es decir, el pezón se dirige hacia dentro de la mama, apareciendo como hundido. También la aparición de una úlcera que tarda en cicatrizar o de secreción a través del pezón que contiene sangre o solamente se produce en una de las mamas.
– Un bulto o nódulo que se palpa en la zona de la axila
– Fijación del tejido de la mama en el tórax que puede apreciarse por una disminución en la movilidad de la mama al levantar el brazo del mismo lado.

Una vez que sabemos qué buscar, la siguiente cuestión sería cuándo realizar la autoexploración, ya que los cambios hormonales provocan modificaciones en el tejido mamario que pueden llevarnos a error. Así que escoger el momento ideal para observar el pecho es importante.

La Organización Colegial de Enfermería facilita algunas claves sobre el mejor momento para observar nuestras mamas.

– La autoexploración se debe realizar mensualmente a partir de los 20 años.
– Antes de la llegada de la menopausia, lo mejor es hacerlo en la semana posterior a la menstruación.
– Una vez que la mujer ha entrado en la menopausia lo mejor es establecer un día fijo cada mes.
– También es conveniente autoexplorarse durante el embarazo y durante la lactancia materna. En este último caso, el mejor momento será después de las tomas.

Una vez determinado el mejor momento para realizarlo, la siguiente cuestión es cómo hacerlo. Adoptar varias posiciones nos permitirá observar mejor el pecho en busca de anomalías. Delante de un espejo con los brazos pegados al cuerpo primero, y luego elevarlos. Así podremos observar cualquier anomalía en cuanto al tamaño o forma de las mamas.
Además, reconoceremos la mama, desde el pezón hacia afuera, con la mano contraria al pecho que exploramos tanto superficial, como con más profundidad, con el fin de localizar bultos o nódulos. Es importante no olvidar la zona de la axila.

Esta misma palpación se puede realizar con la mujer acostada y con una almohada en la espalda.

Por último, es conveniente apretar suavemente los pezones para observar si se produce algún tipo de secreción.

Ante cualquier signo de alarma, es esencial pedir cita con el ginecólogo que realizará las pruebas diagnósticas necesarias.

Te puede interesar: Golpear duro y pegar rápido es la única manera de frenar al coronavirus antes de que llegue el ‘pico del frío’