BuscandoRespuestas

Salud

¿Los científicos siguen considerando recomendable la vacuna de Oxford AstraZeneca?

  • La suspensión no es un rechazo sino un parón para investigar los posibles efectos adversos
  • La Agencia Europea del Medicamento ha reiterado su posición sobre que el beneficio de la vacuna AstraZeneca supera el riesgo que plantean los posibles trombos

16 marzo, 2021


Redacción

Otro terremoto, el mayor hasta el momento, acaba de sacudir el mundo con la suspensión de la vacuna de AstraZeneca en países europeos tan importantes como Alemania, Francia, Italia y España.

No es una alarma nueva. Noruega e Islandia, así como Bulgaria, Irlanda y los Países Bajos habían suspendido la vacunación con Oxford AstraZeneca antes del fin de semana. Austria o Italia también habían suspendido el uso de ciertos lotes de vacunas que a su vez afectaron a Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo, así como Rumanía.

Pero la decisión de los grandes países de la UE ha tenido repercusión en medio mundo y llenado de dudas a millones de personas vacunadas y por vacunar.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

¿Qué ha pasado? ¿Ha dejado de ser fiable esta vacuna? ¿Mejor no me la pongo?

La realidad hasta el momento no es un rechazo sino una suspensión para investigar con detenimiento si la vacuna puede ser la causante de ciertos trombos, algunos de ellos con resultado de muerte.

¿Qué dicen hoy los expertos sobre la vacuna de AstraZeneca?

La suspensión de la vacunación en grandes países ha llenado los medios de comunicación y encendido las alarmas. Socialmente se disparan las dudas sobre la seguridad de esta vacuna. Y en muchos lugares se habla de un problema que afecta a personas sanas y jóvenes (menores de 55 años) que son las que han recibido esta vacuna en España.

Los expertos comienzan por dejar bien clara la necesidad de investigar a fondo y minuciosamente cualquier efecto adverso que pueda provocar una vacuna. Y creen que hay que centrar muchos esfuerzos en el estudio de estos y cualesquiera otros posibles efectos adversos que pudiesen aparecer con esta u otra vacuna.

Todos mantienen el criterio de que no ha dejado de ser fundamental un enfoque muy asentado en la investigación médica, y que es el principio de precaución que se ha seguido con todas las vacunas: «es necesario hacer una pausa y revisar cuando la evidencia es incierta».

Te puede interesar: ¿Se acaban ya las dudas sobre la vacuna de AstraZeneca?

¿Suspenderían la vacunación?

Los expertos, desde el conocimiento y el análisis de la relación causa-efecto que parece existir en este momento, mantienen una coincidencia bastante generalizada en contra de las decisiones que se están tomando.

Consideran no pocos científicos que suspender la vacunación puede hacer más daño que bien, «ya que hablamos de una pandemia que avanza rápidamente y cada decisión puede tener consecuencias importantes».

Es la idea que expresa el profesor Adam Finn, miembro del grupo de trabajo de la OMS sobre vacunas Covid, que asegura que detener la administración de Oxford AstraZeneca de esta manera es «altamente indeseable» y podría socavar la confianza en la vacuna, lo que costaría vidas a largo plazo.

La Agencia Europea del Medicamento ha reiterado su posición sobre que el beneficio de la vacuna AstraZeneca supera el riesgo que plantean los posibles efectos secundarios, y aunque está analizando minuciosamente todos los informes, ha sugerido que la vacuna debería seguir utilizándose dado el riesgo cierto que presenta la Covid-19 para la salud.

Toda precaución es poca, pero…

Claro que la investigación es fundamental. Un importante científico alemán, el inmunoinfectólogo Leif Erik Sander, declaró que es «correcto e importante que todos los eventos sean seguidos cuidadosamente». Y lo afirma aun dejando constancia que él no ve indicios que puedan provocar un aumento de los trastornos de la coagulación sanguínea después de la vacunación.

Lo mismo ha expresado el Dr. Soumya Swaminathan, científico jefe de la OMS, al afirmar que «si bien debemos seguir monitorizando muy de cerca esta situación, no queremos que la gente entre en pánico» Y la realidad es que por el momento, dijo, «la OMS aconseja a los países que continúen vacunando a los ciudadanos con la vacuna AstraZeneca».

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, agregó que las revisiones de los efectos secundarios de las vacunas no son inusuales: «Es una práctica de rutina investigarlos, y muestra que el sistema de vigilancia funciona y que existen controles efectivos».

¿Una precaución o un problema de seguridad?

Según los datos proporcionados por AstraZeneca sólo hay acreditados 37 informes de coágulos de sangre entre los 17 millones de personas que han recibido la vacuna en Europa. Y en su criterio, esos 37 informes de coágulos están por debajo del nivel esperado.

La razón de esta afirmación es que ls coágulos de sangre venosa ocurren, independientemente de la enfermedad Covid-19, con una incidencia anual de alrededor de 1 por cada 1.000 adultos. Y los casos relacionados con la vacuna informados hasta el momento aparecen en una proporción bastante inferior.

Uno de los desarrolladores de la vacuna en la Universidad de Oxford, Andrew Pollard, dijo que existen pruebas muy tranquilizadoras de que la vacuna no había provocado un aumento de los coágulos de sangre en el Reino Unido, hasta ahora el país en el que a más personas se les ha puesto esta vacuna.

Y asegura que todo lo que está ocurriendo es una precaución sanitaria y no un problema de seguridad de la vacuna.

En muchos lugares no hay otra vacuna disponible

Criterios de científicos y sociedades médicas a favor de la vacuna se suceden. La Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH) recomendó el viernes la continuación de las vacunaciones con AstraZeneca porque «sobre la base de hechos científicos, no hay ninguna razón sólida para dudar de la seguridad de la vacuna».

Y la opinión generalizada en el mundo de la ciencia es que el riesgo cero no existe, pero que esta vacuna ha salvado ya decenas de miles de vidas, aunque ahora se deban analizar todos y cada uno de sus excipientes porque eso es lo que hace la ciencia cuando observa situaciones no deseables, aunque luego se demuestre que solo son coincidencias.

Las principales agencias de salud pública, incluida la Organización Mundial de la Salud, insisten en que millones de personas han recibido la vacuna sin experimentar problemas de coagulación sanguínea, y advierten que los expertos no han encontrado un vínculo causal entre la vacuna y las afecciones.

Y la OMS asegura que «existen numerosos datos que muestran que la vacuna es segura y eficaz, y especialmente buena para prevenir la Covid grave y la muerte. En muchos lugares del mundo, es la única vacuna disponible».

Noticias relacionadas