BuscandoRespuestas

Responde el doctorSalud

¿Es beneficiosa la dieta vegana?

  • Luis Frechoso, presidente del Colegio de Dietistas-Nutricionistas del Principado de Asturias, explica las  ventajas y riesgos de la dieta vegana

05 diciembre, 2020

Rebeca Gl
BuscandoRespuestas

Según los datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, el consumo de carne en nuestro país disminuye año tras año. Entre el año 2012 y el 2019, la compra de carne fresca, carne congelada y carne transformada ha caído un 14,3%.

Al mismo tiempo, crece sostenidamente el consumo de frutas, verduras y hortalizas. Y es que cada vez son más las personas que optan por seguir dietas basadas en estos productos, sin consumir carne, pescado o derivados: las dietas veganas o vegetarianas.

¿Qué es una dieta vegana? ¿En qué se diferencia de la vegetariana? Según la Academy of Nutrition and Dietetics (AND), los vegetarianos han eliminado de su dieta las carnes, el pescado y las aves, pero no algunos derivados de ellos. Dentro de este grupo están:
Los lacto-ovovegetarianos, que consumen tanto productos lácteos, como huevos, aunque no carne.
Los ovovegetarianos, cuyo consumo de alimentos de origen animal se restringe a huevos.
Los lactovegetarianos, que incluyen como único producto de origen animal a los lácteos.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

En cambio, los veganos no consumen ningún producto derivado de animales, incluido los lácteos, lo huevos y la miel. Además, este grupo evita que sus alimentos tengan colorantes, aglutinantes o aditivos alimentarios de origen animal.

Los motivos por los que se opta por este tipo de alimentación son muy variados desde la concienciación ecológica, hasta motivos de salud. Pero ¿son realmente este tipo de dietas más sanas?

La respuesta de Luis Frechoso, presidente del Colegio Dietistas-Nutricionistas del Principado de Asturias, y miembro del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas, es que depende. “Depende para qué, en qué contexto se esté aplicando o a quién vaya dirigida”.

Por ejemplo, este experto en nutrición señala que, si se compara un patrón vegano con una dieta o patrón en el cual se abuse de productos ultraprocesados, gran cantidad de productos cárnicos procesados, bajo consumo de vegetales, legumbres, fruta y poca agua ganará claramente una dieta vegana.

Ésta última supone mejoras en cuanto algunos marcadores de salud, puesto que está basada en productos vegetales, conlleva a priori una menor ingesta energética (si es que esto es lo que se busca), mayor consumo de vitaminas y minerales, fibra….

Pero la dieta vegana no es perfecta. El seguir un patrón de alimentación de este tipo “podría provocar un mayor riesgo de deficiencia en cuanto algunos micronutrientes si no se hace de forma correcta, como ocurre con cualquier otro patrón de alimentación”, asegura Frechoso.

Analizado desde el punto de vista cultural, el nutricionista cree que “se está creando mucho negacionismo y odio respecto a este tipo de patrón alimentario, ya que el consumo de producto animal, sobre todo el de carne, está muy arraigado”.

Si lo miramos desde el plano medioambientalmente, es innegable que un patrón alimentario más basado en el producto vegetal tendría fuertes repercusiones positivas sobre el medio ambiente.

Lo que está claro para el presidente del Colegio Dietistas-Nutricionistas del Principado de Asturias es en este tipo de dietas veganas sí puede haber beneficios claros desde un punto de vista comercial. “La dieta o patrón vegano está de moda y vende, aporta valor añadido a cualquier marca o producto y, por supuesto, eso son ganancias”.

Según Frechoso, esta moda ha hecho que haya aparecido un gran mercado que intenta imitar productos sin carne adaptados al patrón vegano. Pero muchos de estos productos siguen siendo insanos, ultraprocesados y con un valor nutricional muy bajo.

En resumen, vegano no siempre es sinónimo de saludable. “Tanto el patrón vegano como el vegetariano, mediterráneo, low carb, etc no son mejores o peores unos que otros. Siempre hay que tener en cuenta el contexto en el que se aplica y a quién va dirigido, es decir, que estas dietas estén adaptadas a cada persona y bien planteadas para que, de ese modo, sí pueda haber beneficios” concluye Frechoso.

Noticias relacionadas