BuscandoRespuestas

Salud

Las claves de la vacuna AstraZeneca: ¿Tiene efectos secundarios? ¿Es fiable?

  • La vacunación de unos 20.000 trabajadores asturianos del ámbito educativo comenzará de inmediato y se prolongará durante un plazo que oscilará entre veinte días y un mes, según anunció ayer el Gobierno regional
  • Existe un cierto temor a que se reproduzca lo acontecido en otras comunidades autónomas, y también en el sector de la sanidad, donde se han registrado decenas de bajas laborales –generalmente de corta duración– provocadas por los efectos secundarios de la inmunización

10 marzo, 2021

M. I., Peter Bridge

¿Qué está pasando con la vacuna de Oxford-AstraZeneca? ¿Por qué no se pone a las personas mayores? ¿Mayores de 55 o de 65 años? ¿Es segura? ¿Sirve para todas las cepas? ¿Protege menos que las demás? ¿Si llega aquí la cepa de Sudáfrica será como si no estuviésemos vacunados?

La vacunación de unos 20.000 trabajadores asturianos del ámbito educativo comenzará de inmediato y se prolongará durante un plazo que oscilará entre veinte días y un mes, según anunció ayer el Gobierno regional. Entre las autoridades autonómicas existe un cierto temor a que se reproduzca lo acontecido en otras comunidades autónomas, y también en el sector de la sanidad, donde se han registrado decenas de bajas laborales –generalmente de corta duración– provocadas por los efectos secundarios de la inmunización.

¿Es de fiar la vacuna de Oxford AstraZeneca?

¿Es realmente de fiar esta vacuna? La respuesta es muy sencilla, aunque detrás esté llena de una gran complejidad: si la Agencia Europea del Medicamento la autoriza, aunque sea con la salvedad ‘para emergencia’, es suficiente fiable. Puede ser mejorable, pero es fiable.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

A raíz de las informaciones que han aparecido hoy mismo en Alemania, el secretario general de la Sociedad Alemana de Inmunología, profesor Carsten Watzl, ha mostrado su sorpresa y se ha sumado a los muchos que declaran su confianza en la vacuna de Oxford:

– «No lo entiendo. Cualquier vacuna es mejor que no tener ninguna protección frente al coronavirus, y la vacuna de AstraZeneca es muy buena. El último estudio publicado le da un 80% de efectividad cuando las dosis se espacian entre nueve y doce semanas, que es lo que estamos haciendo en Alemania».

Además, que una vacuna tenga un 80% de eficacia no quiere decir que una persona que se vacuna tenga un 20% de probabilidades de enfermar. Quiere decir tiene un 80% menos de riesgo.

Y otra cuestión importante que es necesario saber es que en los ensayos clínicos los investigadores siempre se quedan con la peor de las posibilidades. En una horquilla de posibles resultados, el que siempre se usa como referencia y se hace público es el extremo más desfavorable.

¿Y los ‘efectos secundarios’?

En cuanto a las reacciones de fiebre y malestar que está provocando la vacuna de Oxford AstraZeneca, y que tantos comentarios y desconfianza están generando, el profesor Watzl también tiene una explicación científica.

– «No es nada sorprendente porque se está utilizando esta vacuna en personas más jóvenes, y es conocido que el sistema inmunitario de los jóvenes es más activo. Por eso es normal que su reacción a la vacuna sea más fuerte que en personas mayores. Es perfectamente esperable que un 20% o 30% de los vacunados no vaya a trabajar al día siguiente por encontrarse mal.»

Además, lo que se está produciendo en este sentido no se pueden considerar efectos secundarios de la vacuna, según afirman los científicos, porque están perfectamente descritos en los ensayos clínicos y son completamente esperables. «De lo que estamos hablando es de reacciones. Y son reacciones muy similares a las que generan las vacunas de Pfizer o de Moderna. Sobre todo tras la segunda dosis de éstas, que es más fuerte.»

Los científicos vacunarían a su padre?

También es bueno saber que así como los datos de seguridad de las vacunas son muy buenos (no se conocen fallos y ya hay bastantes millones de personas vacunadas) los resultados de eficacia tienen que afinarse más, porque cualquier pequeña alteración afecta mucho al porcentaje final.

De todas maneras, como insisten los científicos, si alguien pretende comparar los porcentajes, cosa que no es recomendable hacer porque se pueden equivocar, lo que sí debe hacer es comparar el porcentaje de la vacuna, la que sea, con el 0, que es lo que tenemos mientras no estamos vacunados. Y la diferencia es aterradora.

Para hacerse una idea real, un buen ejemplo: las primeras vacunas de la varicela mataban a 2 de cada 100 vacunados. Ese dato aislado suena aterrador. Pero si lo comparamos con que la enfermedad mataba a 75 de cada 100, entenderemos que había hasta crímenes para conseguir vacunas para los hijos.

Y sobre la discusión de poner o no poner la vacuna de Oxford AstraZeneca a las personas mayores, los científicos que hemos consultado para este artículo coinciden en que los vacunarían a todos: «No hay elementos que recomienden la no vacunación. No está desaconsejada. Lo que hay es falta de datos y por eso hay quien prefiere no recomendarla hasta que haya más información referente a esas franjas de edad. Pero son las personas que más riesgo corren y no deberíamos dejarlas sin vacunar».

Así que por mucho que sea una realidad que en el caso concreto de esta vacuna hay historias que podrían justificar la desconfianza, también hay datos muy importantes para la esperanza.

¿Funciona con los mayores?

Es la gran preocupación en Europa y, en concreto, en España, donde han anunciado que se la pondrán a sanitarios de segunda línea, maestros, policías…

¿Es eficaz esta vacuna con las personas mayores, que son los que más riesgo tienen de enfermar, ponerse graves y hasta morir?

La explicación a cómo se generó este problema que sigue sin solucionarse es la siguiente: los investigadores de Oxford decidieron que sus primeros ensayos no se realizasen con personas mayores de 65 años hasta que no estuvieran seguros de que la vacuna funcionaba bien y sin riesgo.

Esta decisión ha llevado a que cuando se solicitó la aprobación del Regulador no había apenas datos sobre el grupo de personas mayores de 65 años.

En consecuencia, tanto la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) como la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU se han mostrado reticentes. Los asesores del gobierno alemán se mostraron muy críticos y la FDA está esperando los datos de un ensayo de 30.000 voluntarios para decidir si aprueba o no la vacuna.

Y cuando la EMA ha aprobado la vacuna para su uso de emergencia, países como Francia y Alemania han decidido no ponérsela a las personas mayores de 65 años, y España a los mayores de 55.

La OMS recomienda la vacuna de AstraZeneca para todas las edades

Pero hace pocos días la OMS ha intentado salir al paso de esta controversia y dar un empujón a la vacunación en mayores, aunque no está claro si muy acertado.

Porque probablemente no sea el mejor de los argumentos para devolver la confianza social a la vacuna de Oxford, aunque nadie puede negar que es indiscutible.

Lo ha dado hoy mismo la responsable del grupo de científicos de la OMS, Soumya Swaminathan, que ha dicho: «sería mejor no comparar las vacunas ni esperar a que lleguen otras mejores porque cualquiera disponible es mejor que esperar».

Además, el Grupo Consultivo Estratégico de Expertos en Inmunización de la OMS ha dado también el visto bueno para que esta vacuna se use contra todas las variantes del nuevo coronavirus, si bien no ha dejado de reconocer que Oxford AstraZeneca es menos eficaz frente a la variante británica y más bien poco eficaz contra la sudafricana.

Pero lo mejor será mantener la prudencia a la hora de valorar los estudios sobre la eficacia de estas vacunas. Y tener la convicción de que cualquier cosa que apruebe la Agencia Europea del Medicamento, y también la Española, tendrá la mejor de las bendiciones: la de la ciencia.