BuscandoRespuestas
DestacadaSalud

Un fármaco de 2 euros, esperanza para los pacientes críticos con Covid

  • La investigación ha estado liderada por Borja Ibáñez, cardiólogo del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid.
  • Han descubierto que Metropol, un medicamento para patologías cardiacas, podría ayudar a aquellos pacientes con COVID críticos.
  • Sin embargo, "el estudio es piloto y debe confirmarse en un ensayo más grande".

03 septiembre, 2021

Rafael Sardiña

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), según pública la revista Journal of American College of Cardiology, han descubierto que un fármaco de apenas 2 euros puede ser un revulsivo en pacientes con COVID críticos.

El medicamento en cuestión es Metropol que, según la Agencia Española de Medicamento y Productos Sanitarios, está indicado para diferentes patologías cardiacas. Entre las indicaciones terapéuticas, para la hipertensión, angina de pecho, palpitaciones o prevención de la muerte cardiaca.

Te puede interesar: Vuelta al cole: Recomendaciones contra el coronavirus

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

De acuerdo a la AEMPS, la dosis de este fármaco debe ser personalizada según las necesidades del paciente y ajustada para evitar una contraindicación. Uno de los efectos secundarios del medicamento si no se siguen las pautas del facultativo es la bradicardia.

La bradicardia es el descenso de la frecuencia cardiaca normal. Si el corazón de un adulto sano late entre 60 y 100 veces por minutos en estado de reposo. En cambio, si padece bradicardia, late menos de 60 veces por minuto.

El cerebro y otros órganos no reciben el suficiente oxígeno, lo que provocará, entre otros síntomas, fatiga, dolores en el pecho o dificultad para respirar.

Metropol, la esperanza de la Covid

El doctor Borja Ibáñez, cardiólogo del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, junto a su equipo, fueron los responsables de este hallazgo. El medicamento, que funciona como beta-bloqueante tradicional, tiene un efecto sobre el neutrófilo hiperactivado, como ocurre por ejemplo en el infarto.

Lo explica así el principal investigador. “Aleatorizamos a 20 pacientes con Covid-19 severo y recién intubados a metoprolol intravenoso (15 mg diarios durante 3 días) o control (sin recibir metoprolol)».

«Estudiamos el infiltrado inflamatorio en el líquido broncoalveolar antes y después del tratamiento, así como la evolución clínica en términos de oxigenación y días bajo ventilación mecánica”, cuenta.

El tratamiento de este medicamento, vía intravenosa de 15 miligramos/día durante 72 horas, tiene efectos muy positivos, como lo explica el doctor Eduardo Oliver. “Reducía significativamente la infiltración de neutrófilos en los pulmones y mejoraba la oxigenación de los pacientes”.

Sin embargo, aunque se trata de una esperanza en plena quinta ola de la pandemia, el doctor Ibáñez cree que «debemos ser cautos ya que se trata de un estudio piloto inicial».

«Hemos observado que el tratamiento con metoprolol en este contexto clínico es seguro, se asocia a una reducción muy significativa del infiltrado inflamatorio alveolar pulmonar, y esto parece derivar en una mejoría muy rápida de la oxigenación de los pacientes”, dice el investigador.

Metropol, el medicamento de 2 euros que podría ayudar a los pacientes críticos con COVID
Metropol, el medicamento de 2 euros que podría ayudar a los pacientes críticos con COVID

El tratamiento: 2€/día

El Metropol destaca, además, por su bajo coste, menos de 2 euros al día. El fármaco es seguro y de fácil acceso, como matiza el director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiacas.

El doctor Ibáñez recalca que este medicamento «podría ser usado en pacientes jóvenes» ingresados en la UCI por «su alta seguridad, disponibilidad y efecto biológico tan robusto”.

«Aunque el estudio es piloto y debe confirmarse en un ensayo más grandes».

“El efecto del metoprolol sobre la hiperactivación de las células inflamatorias que juegan un papel central en el SDRA es exclusivo de este beta-bloqueante”, explica otro de los autores de la investigación, Agustín Clemente-Moragón.

Noticias relacionadas