BuscandoRespuestas

DestacadaSalud

¿Podría salir de la India el «hongo negro» que afecta a los supervivientes de Covid?

  • El gobierno de la india ha lanzado a todo el país un aviso basado en la evidencia contra la amenaza del Hongo Negro
  • La infección que provoca, mucormicosis, está atacando a supervivientes del coronavirus y tiene una mortalidad alta
  • Desgraciadamente es muy probable que las esporas del hongo negro estén ya en Europa. Y si es así, mejor que seamos prudentes y nos empeñemos en cuidar también de nuestra casa común

13 mayo, 2021


Michael Houses

No es un descubrimiento nuevo y aparentemente no parecía una situación alarmante ni que provocase excesivos casos. Pero los contagios se han multiplicado y el gobierno de la india ha lanzado a todo el país un aviso «basado en la evidencia».

El objetivo es que se tomen las precauciones posibles contra la amenaza del «hongo negro» y la infección que provoca, que está atacando a supervivientes del coronavirus y que tiene una mortalidad alta.

El aviso dice que esta infección está afectando especialmente a las personas que han pasado un tiempo prolongado en urgencias hospitalarias, y se está extendiendo entre pacientes en recuperación, o ya recuperados, de Covid-19.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Te puede interesar: La OMS sube la calificación de la cepa india a «variante de preocupación» mundial

Una enfermedad muy dura

La enfermedad que provoca este hongo es conocida como mucormicosis y, aunque es una infección nada habitual, en la India el «hongo negro» está en todas partes y se ha convertido en una amenaza de primer orden.

Se puede encontrar en el suelo, en las plantas, la fruta, la verdura, el aire y hasta en la propia mucosidad de las personas sanas.

Echando un ojo a los periódicos más importantes de la India no tardamos en descubrir un mundo de imágenes impactantes: Los rostros de pacientes infectados con «hongo negro» son caras que la enfermedad se ha encargado de desfigurar o hacer que sean mutiladas.

La infección comienza habitualmente en los senos nasales o los pulmones, y se extiende a los huesos y otros tejidos del cuerpo. Pero en el peor de los casos ataca a los ojos y el cerebro.

Y la situación actual es que los médicos de la India cada día están diagnosticando más casos entre los pacientes que han sido capaces de superar el coronavirus.

El director del «European Excellence Center for Invasive Fungal Infections» (Centro Europeo para las infecciones fúngicas invasoras), Profesor Doctor Oliver Cornely, asegura que:

– «Los médicos en la India informan que el número de casos de mucormicosis está aumentando drásticamente. Y aunque por el momento no está claro el número de casos, sí se sabe que afecta especialmente a los pacientes que han tenido una infección por Covid».

Te puede interesar: Doble mutante de la India… el coronavirus se está saltando las normas y se hace más peligroso

«El hongo ataca con esporas»

Como explica el doctor Cornely, «cuando las personas inhalan las esporas de los hongos, éstas se diseminan a través de la membrana mucosa hasta los huesos. Y de ahí es posible que sigan hasta llegar a los ojos e infectar todo: la cuenca, los músculos y los nervios».

Además, como el hongo destruye todo el tejido que encuentra en su camino, incluidos los vasos sanguíneos, es imposible que los medicamentos puedan ser transportados a donde hacen falta, con lo que la cirugía pasa a ser la única alternativa. Y las más de las veces implica extirpar partes de la cara.

Es por eso que una de las imágenes más habituales que ilustran esta enfermedad son los rostros desfigurados de personas a las que han tenido que extirpar un ojo para salvar su vida. Una operación radical pero que se considera imprescindible para eliminar el tejido infectado y frenar la infección.

Porque si el hongo continúa, su siguiente estación es el cerebro. Y cuando ocurre, la tasa de mortalidad es aterradora. ¡Entre el 50% y el 90%!

Síntomas

Los síntomas iniciales suelen ser bastante comunes y aparentemente no muy alarmantes. Ojos rojos o nariz enrojecida.

Pero de ahí se pasa a unos mocos con sangre o de color negro, algo de fiebre y cierta dificultad para respirar.

Si el paciente ha contraído la infección en la piel, la mucormicosis puede verse como ampollas o úlceras y la piel puede volverse negra.

Si está llegando al cerebro puede causar convulsiones, dificultades de comprensión, y el coma.

¿Por qué a los enfermos de coronavirus?

Los pacientes que han superado la Covid-19 son un objetivo fácil para que el hongo negro les infecte.

Son personas que lo han pasado mal y tienen el sistema inmunológico comprometido, lo que significa que están en mayor riesgo porque su cuerpo no puede combatir la infección.

Además, es probable que algunos de ellos hayan tenido que ser tratados con un esteroide llamado dexametasona para reducir la infección. Pero este medicamento, a la vez que actúa para reducir la inflamación en los pulmones y amortiguar la respuesta inmunitaria del cuerpo, también suprime la respuesta inmune.

¿Puede ocurrir en Europa?

No se puede decir que el «hongo negro» sea una amenaza exclusiva de la India, pero según los expertos consultados no es probable que esta enfermedad llegue a Europa.

Primero porque son las condiciones ambientales de la india, su temperatura, su humedad… las que hacen que el hongo se desarrolle allí y pueda aparecer la enfermedad.

Segundo porque es un país con una muy alta tasa de diabetes no diagnosticada, y eso pone a todas esas personas en peligro, ya que hasta que llegó el coronavirus eran los candidatos ideales para contraer mucormicosis.

De todas maneras, Julie Djordjevic, jefa del grupo de patogénesis de hongos en el Instituto Westmead de Investigación Médica declaraba en la televisión americana ABC:

– «No creo que vayamos a ver esta enfermedad en otras partes del mundo, pero es mejor que sepamos que existe esa posibilidad. Sobre todo si no nos empeñamos en tener al SARS-CoV-2 bajo control y hacemos todo lo posible por frenar la Covid-19 en todas las partes del mundo».

Pero desgraciadamente es muy probable que las esporas del hongo negro estén ya en Europa.

Y si es así, mejor que seamos prudentes y nos empeñemos en cuidar también de nuestra casa común. Porque el cambio climático nos pone en riesgo, y esta realidad puede ser un toque de advertencia.

Y sin ánimo de ser negativos, no deberíamos olvidar que muy probablemente el coronavirus no ha dicho la última palabra

Noticias relacionadas