BuscandoRespuestas

Salud

¿Qué es y qué riesgos tiene el cateterismo?

24 marzo, 2021


Rebeca Gil
BuscandoRespuestas

Uno de los procedimientos más utilizados para diagnosticar problemas en el corazón o en las arterias que lo riegan, las coronarias, es el cateterismo. Se trata de una prueba compleja e invasiva pero muy necesaria para evaluar el estado del corazón.

Este procedimiento se realiza en una sala especial, llamada hemodinámica, que cuenta con un equipamiento de alta tecnología.

Para su realización el paciente es ligeramente sedado con el fin de que no sufra ningún atisbo de dolor. Además, los especialistas que la realizan anestesian la zona por donde se vaya a introducir el catéter. Cosa que puede hacerse desde diferentes zonas dependiendo de lo que busque el cardiólogo: la vena del cuello, la ingle, la muñeca.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Cuando el catéter ya está introducido en el interior de las arterias se inyecta una solución denominada contraste, que tiñe la sangre haciéndola opaca a los rayos X. Esto permite conocer el tamaño y forma de las cavidades, y también ver si existen lesiones que impidan la circulación normal de la sangre.

Una vez recogidos todos los datos necesarios, se retiran los catéteres y se cierra el lugar por donde se han introducido para evitar el sangrado. El corazón del paciente está controlado durante todo el proceso mediante un electrocardiograma.

En el caso de que la prueba se haya realizado a través de la ingle, el especialista dejará un introductor (que es parte del material utilizado durante el cateterismo) que será retirado por el cardiólogo entre 6 y 8 horas después de realizar el cateterismo.

El paciente debe mantener la pierna completamente inmovilizada durante las 24 horas posteriores a la prueba.

La duración del cateterismo puede variar según la necesidad de información que requiera el médico, y cuando se ha concluido la prueba el paciente debe mantenerse en reposo, en la cama, durante algunas horas.

Posibles molestias y complicaciones del cateterismo

Como ya hemos dicho, el procedimiento es indoloro para el paciente, ya que está sedado. Pero sí que existe la posibilidad de que pueda experimentar distintas sensaciones una vez realizada la prueba ante las que no debe asustarse.

– Las más habituales son las palpitaciones, sensación de calor a causa de la inyección de contraste, o alguna molestia en la zona por donde se ha introducido el catéter.
– Hay otros efectos mucho menos comunes que también se pueden notar como arritmias, reacciones alérgicas, accidentes vasculares o hemorragias.

Pero en cualquier caso no debemos preocuparnos si el cardiólogo nos prescribe esta prueba. Aunque, como toda técnica invasiva, existe un riesgo, por pequeño que sea de que las complicaciones puedan ser graves. Y está bien definido. Por eso los cardiólogos suelen reservar esta prueba para pacientes de alto riesgo, en los que realmente exista una elevada probabilidad de que tengan lesiones que se puedan mejorar.

Tal y como informa la Sociedad Española de Imagen Cardiaca, la tasa de complicaciones es inferior al 2%, y el principal riesgo son las complicaciones vasculares (1%), como pseudoaneurismas o fístulas, o las hemorragias severas (0.26%). En un nivel más bajo está el riesgo muerte (0,10%) infarto (0.06%) reacciones adversas al contraste (0.23%) e ictus (0.07%).

Pero los expertos insisten en que la mayoría de los pacientes sometidos a esta prueba diagnóstica no presentan ninguna complicación posterior. En todo caso, el paciente será informado en detalle de todos los detalles de las pruebas, así como de sus posibles consecuencias.

Por último, la Fundación Española del Corazón subraya la importancia de esta prueba mediante la que el cardiólogo puede obtener una gran cantidad de información sobre la salud cardiaca del paciente y de esa manera perfilar mejor el tratamiento a aplicar para su mejora.

Consejos prácticos antes del cateterismo

No comer ni beber nada antes de la prueba. El tiempo habitual de ayuno tanto de sólidos como de líquidos es de 6 horas, pero lo importante, como siempre, es hacer caso a lo que diga el médico. La clave es que tener alimentos en el estómago puede ser una complicación añadida para la anestesia, incluso si sólo es relajación, ya que en el cateterismo no suelen dormir al paciente.
Las personas que tienen diabetes deberán preguntar al médico sobre el uso de la insulina o sus medicamentos específicos, para saber qué debe hacer.
No tomar medicamentos que puedan diluir la sangre. Como la aspirina, por ejemplo. Pero lo habitual es que el médico nos dé todas estas recomendaciones.
Lleva todos los medicamentos y suplementos a la prueba. Es mejor llevar los envases originales para que tu médico sepa la dosis exacta que tomas.

Noticias relacionadas