BuscandoRespuestas

Salud

Este entrenamiento ayuda a recuperar el olfato perdido por el coronavirus

  • El entrenamiento es una solución con menos riesgo que los corticosteroides para ayudar a las personas afectadas por anosmia
  • Se hace 2 veces al día durante varios meses y consiste en oler cuatro cosas que tengan un olor claramente diferente y a la vez fácilmente identificable y familiar

26 abril, 2021


Redacción

Hoy es reconocido como uno de los indiscutibles síntomas del coronavirus y también como una de las principales secuelas entre los que han pasado la enfermedad.

La anosmia, o pérdida de olfato, no es una consecuencia grave, pero sí que resulta muy incómoda y a veces peligrosa, ya que puede impedir que reconozcamos cuando un alimento está pasado, o cuando tenemos un escape de gas en casa, entre otras muchas cosas.

Y por si eso fuera poco, en algunos casos la recuperación del sentido del olfato comienza siendo casi peor, y se produce lo que en medicina se conoce por ‘parosmia’, que es que todos los olores se conviertan en cuasi nauseabundos.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Pasar a odiar el café porque huele a estiércol, o la colonia favorita que ahora parece agua de alcantarilla… o incluso hay quien dice que sus seres queridos han pasado a tener un olor repulsivo, con lo que ello les hace sufrir.

Te puede interesar: La pérdida del gusto y el olfato por coronavirus afecta más a las mujeres y a los jóvenes

Y así nos encontramos con miles y miles de personas en el mundo intentando recuperar su sentido del olfato.

Tantas como una de cada cinco personas, que sigue sin recuperar su sentido del olfato meses después de recuperarse de la enfermedad.

Los medicamentos pueden tener efectos secundarios

El tratamiento que hasta ahora estaban aplicando los doctores son los medicamentos conocidos como corticosteroides, que reducen la inflamación en el cuerpo y ya se usan para tratar afecciones como el asma.

Pero algunos especialistas aseguran que hay poca evidencia científica de que esos tratamientos sean eficaces y, por el contrario, tienen el riesgo de efectos secundarios potenciales como la retención de líquidos, el aumento de la presión arterial e incluso problemas con los cambios de humor.

Hasta el punto de que algunos expertos desaconsejan totalmente su uso como tratamiento para la pérdida del olfato posvírica.

Tal y como dice el profesor Carl Philpott, de la Facultad de Medicina de Norwich de la Universidad de East Anglia, «hay muy pocos datos que sugirieran que los corticosteroides van a remediar la pérdida del olfato».

Te puede interesar: Un tercio de los enfermos de coronavirus acaban sufriendo «PASC», la nueva dolencia misteriosa

Entrenamiento 2 veces al día

Así que en la búsqueda de una solución con menos riesgo y que pueda ayudar a las muchísimas personas afectadas por esta dolencia, un grupo de científicos recomienda un entrenamiento olfativo que puede dar buenos resultados, pero sin riesgos y sin apenas coste.

Se trata de un proceso barato y sencillo que implica olfatear diferentes olores durante un período de meses para entrenar al cerebro y lograr que vuelva a reconocer diferentes olores.

El entrenamiento ha sido propuesto por un equipo de investigadores en un artículo publicado en la revista International Forum of Allergy & Rhinology.

Hay que hacerlo 2 veces al día durante varios meses, y es tan fácil que consiste en oler cuatro cosas que tengan un olor claramente diferente y a la vez fácilmente identificable y familiar para cada persona.

Por ejemplo, dedicamos un rato por la mañana a oler con aspiraciones profundas uno tras otro y alternando, una naranja, unos dientes de ajo, unos granos de café y menta. Y por la noche repetimos la operación.

Según el artículo científico, la investigación muestra que el 90% de las personas recuperan completamente su sentido del olfato después de seis meses.

Como dicen los investigadores, el objetivo de este entrenamiento es una ayuda a la recuperación basada en la neuroplasticidad, es decir, en la capacidad del cerebro para reorganizarse para compensar un cambio o una lesión».

Afortunadamente, la mayoría de las personas que experimentan pérdida del olfato como resultado de Covid-19 recuperarán su sentido del olfato de forma espontánea.

Pero no debemos olvidar que, según un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania, entre el 44% y el 77% de los pacientes con Covid experimentaron una pérdida completa del olfato durante la etapa aguda de su enfermedad. Y uno de cada cinco la mantuvieron durante meses. Y eso son millones de personas.

Noticias relacionadas