BuscandoRespuestas

Responde el doctorSalud

¿Cómo debo cuidar el corazón de mi hijo si está federado en un deporte?

  • Los expertos recomiendan realizar un reconocimiento a los niños y adolescentes que vayan a practicar deporte de competición
  • la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas recomienda realizar un electrocardiograma previo
  • Síntomas para alarmarse serían: dolor de pecho, sensación de corazón muy rápido o palpitaciones y pérdida de conciencia

25 febrero, 2021


Rebeca Gil

Los beneficios del deporte para nuestra salud en general son indiscutibles. Además, en el caso de los más pequeños, la realización de cualquier actividad física o deportiva ayuda a su desarrollo y previene uno de los grandes peligros a los que se enfrentan, la obesidad infantil.

En ocasiones, la práctica deportiva iniciada con pocos años se convierte en una verdadera pasión y lo que era algo lúdico pasa a ser más serio. Hablamos entonces de deporte de competición en el que la exigencia física aumenta y no está de más realizar las comprobaciones pertinentes para asegurarse de que el niño se encuentra en perfectas condiciones físicas.

Y es que según el doctor Javier Pérez-Lescure, de la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPCC) integrada en la Asociación Española de Pediatría (AEP), “se estima que 3 de cada 1.000 deportistas jóvenes tienen algún tipo de enfermedad cardiovascular que les puede poner en riesgo de padecer eventos cardiovasculares o incluso muerte súbita durante la práctica deportiva de competición”.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

No se trata de alarmar, sino de ser conscientes de que algunas personas pueden sufrir alguna cardiopatía y no saberlo. El problema puede surgir cuando al practicar ejercicio físico de forma más exigente, el paciente puede estar poniendo en peligro su salud sin saberlo.

Pero esta eventualidad puede prevenirse. ¿Cómo? Los expertos recomiendan realizar un reconocimiento a los niños y adolescentes que vayan a practicar deporte de competición antes de iniciar el curso deportivo.

De esta manera “es posible detectar de formar precoz estas enfermedades, completar el estudio con las pruebas necesarias y realizar el tratamiento indicado en cada caso. Permite, en definitiva, practicar deporte de forma más segura”, añade este experto.

Este tipo de reconocimientos físicos constan de varias pruebas.
– La primera es realizar una entrevista con una serie de preguntas relacionadas con la posible presencia de síntomas, en la que además se pretende conocer los antecedentes familiares de algunas patologías.
– Lo siguiente será realizar una exploración física, con dos ‘pruebas’ fundamentales: medir la tensión arterial y hacer un electrocardiograma.

Según explica el doctor Pérez-Lescure, “los principales síntomas que deben alarmar son la presencia de dolor de pecho, sensación de corazón muy rápido o palpitaciones, así como disminución o pérdida del nivel de conciencia durante la práctica de ejercicio físico”.

Si ocurre cualquiera de estas cosas es necesario acudir a un especialista para que valore la situación física del niño o del joven.

Por eso nuestro especialista subraya que “el deporte es un hábito cardiosaludable, pero es muy importante realizarlo de forma segura. Los cardiólogos pediátricos debemos sensibilizar a la sociedad de la importancia de estos reconocimientos, con el objetivo de que sean implantados en un futuro no muy lejano como parte de la práctica habitual de los deportistas de élite menores de edad, como ya sucede en Italia e Israel”.

Electrocardiograma ¿sí o no?

La realización de una de las pruebas de la evaluación a las que hacía referencia del doctor Pérez-Lescure, el electrocardiograma, está sometida al debate científico.

Recientemente la American Academy of Pediatrics ha publicado unas recomendaciones sobre prácticas en Cardiología Pediátrica, en las que no aconseja la realización rutinaria de un electrocardiograma en la evaluación predeportiva.

Esta afirmación procede de las conclusiones del documento de consenso elaborado por la American Heart Association en el año 2015, en las que se argumentaba la elevada tasa de resultados falsos positivos, es decir, casos en los que el electrocardiograma sugiere una alteración cuando, en realidad, el corazón no presenta ningún problema.

Sin embargo, “dicha premisa ha sido ampliamente rebatida en diversos trabajos y metaanálisis, en los que se ha descrito una fiabilidad muy elevada del electrocardiograma”, asegura el doctor Pérez-Lescure.

En consonancia con las recomendaciones vigentes de la European Society of Cardiology (ESC) y con base en la evidencia científica disponible en la actualidad, la SECPCC se mantiene firme en la recomendación de realizar un Electrocardiograma con carácter previo a la práctica deportiva en niños y adolescentes.

“La principal causa de muerte súbita relacionada con el ejercicio físico es la cardiovascular, y dentro de ésta hay diversas patologías potencialmente letales como canalopatías, síndromes de preexcitación y miocardiopatías, que son susceptibles de ser detectadas mediante el ECG antes de manifestarse clínicamente”, concluye el doctor Pérez-Lescure.

Noticias relacionadas