BuscandoRespuestas

DestacadaSalud

Inyectar la segunda dosis con una vacuna diferente aumenta los efectos secundarios leves

      • Una dosis de la vacuna de AstraZeneca seguida de una segunda dosis de Pfizer (o viceversa) induce una mayor frecuencia de efectos secundarios, leves a moderados, que cuando se administran las dos dosis de la misma vacuna

13 mayo, 2021


Peter Bridge
Londres

Un estudio realizado en la Universidad de Oxford analiza la seguridad y la eficacia que podría tener mezclar dos dosis de vacunas diferentes, tal y como pretenden hacer algunos países (entre ellos España) para completar la pauta tras la primera dosis de AstraZeneca.

Los primeros resultados son muy poco favorables a esta posibilidad porque los investigadores han encontrado que una dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech seguida de una de la vacuna Oxford / AstraZeneca (o viceversa) induce una mayor frecuencia de efectos secundarios, leves a moderados, que cuando se administran las dos dosis de la misma vacuna, en cualquiera de las dos.

Es cierto que todavía se trata de los datos iniciales obtenidos en este estudio, pero también es verdad que están recogidos en un artículo publicado en The Lancet, que acostumbra a publicar solo investigaciones contrastadas.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

El estudio Com-Cov involucra a 830 participantes de 50 años o más, y está probando cuatro combinaciones:

– Oxford / AstraZeneca + Oxford / AstraZeneca.
– Oxford / AstraZeneca + Pfizer / BioNTech.
– Pfizer / BioNTech + Pfizer / BioNTech.
– Pfizer / BioNTech + Oxford / AstraZeneca.

Te puede interesar: La OMS sube la calificación de la cepa india a «variante de preocupación» mundial

Primeros datos con dos vacunas diferentes

El primer tramo se ha obtenido con un grupo de 463 participantes que recibieron su primera y segunda dosis (de cualquiera de las 4 combinaciones posibles) con un intervalo de cuatro semanas.

Los participantes informaron de los síntomas que fueron teniendo durante los siete días posteriores a la segunda dosis. Y la primera conclusión que se pudo sacar es que tanto con la vacuna de Pfizer como con la de AstraZeneca, las dosis mixtas provocaron más efectos secundarios.

Fiebre: En este efecto secundario tan previsible los investigadores encontraron que:

– Solo el 10% de las personas vacunadas con las dos dosis de Oxford / AstraZeneca informó sentirse febril.

– En el caso de los que recibieron la pauta completa de Pfizer / BioNTech, los que sintieron fiebre fue el 21%.

– El 34% de los pacientes que recibieron la secuencia mixta de Oxford / AstraZeneca más Pfizer / BioNTech informaron fiebre.

– El mayor porcentaje de reacción febril (41%) lo produjo la combinación que pretenden llevar a cabo muchos países, y que no es otra que completar la primera dosis de Oxford / AstraZeneca con una segunda dosis de Pfizer / BioNTech.

Porcentajes muy similares se encontraron para los efectos secundarios de escalofríos, fatiga, dolor de cabeza, dolor articular, malestar y dolor muscular.

Pero es importante destacar que estamos hablando de reacciones adversas de corta duración. Y que en todo el estudio, hasta el momento, no se encontraron problemas de seguridad que merezcan destacarse.

Te puede interesar: ¿Qué puede pasar si retrasamos o nos saltamos la segunda dosis de la vacuna?

mismos casos, pero con más frecuencia

El investigador principal de este estudio, y profesor asociado de pediatría y vacunas en la Universidad de Oxford, Matthew Snape, manifestó a The Guardian:

– «Este es el tipo de reacciones que cualquier persona espera que le produzca una vacuna, y a grandes rasgos es lo que estamos encontrando en los programas de vacunación que se realizan en los diferentes países. La única diferencia es que en estos casos ocurren con más frecuencia».

Y estamos hablando de grupos de voluntarios cuya edad era igual o superior a los 50 años. Porque si trasladásemos estos datos al mundo real, en el que hay grupos de edad más jóvenes, lo normal sería que encontrásemos reacciones más fuertes a las vacunas, anotó.

– «Sería lógico esperar, dice el investigador principal, que los datos que estamos encontrado ahora y que muestran reacciones más fuertes en las vacunaciones mixtas, se mantengan en los grupos de edad más jóvenes. Incluso es posible que viésemos más reacciones».

De momento no estamos hablando de reacciones peligrosas. Las consecuencias encontradas hasta el momento, y las más probables con una muestra tan pequeña en comparación con la realidad, sólo deberían preocuparnos en términos de absentismo laboral.

Porque una tasa del 41% de fiebre o malestar general podría hacer que un porcentaje igual de personas no vayan a trabajar al día siguiente. Y pueden ser muchas personas.

Ahora la cuestión está en observar si estas combinaciones provocan algún tipo de reacción grave en forma de coágulos o trombosis. Pero las esperanzas de encontrar evidencias en ese sentido son pocas, ya que se trata de eventos tan raros que con el porcentaje de población estudiada no es probable que aparezcan.

Lo que sí se espera ahora es que transcurridos unos días más podamos conocer datos sobre la eficacia de las dos dosis, en las 4 combinaciones de vacunas estudiadas.

Porque la respuesta inmunitaria lograda por los regímenes de vacunación mixtos será muy importante para orientar las próximas decisiones.

Los investigadores del ensayo también están evaluando el impacto de administrar la dosis a los participantes con 12 semanas de diferencia.

Y ya está en marcha otro estudio que incluye en las combinaciones a la vacuna de Moderna y a la de Novavax como segunda dosis.

Noticias relacionadas