BuscandoRespuestas

Salud

¿Nos estamos relajando? Encuesta COSMO-Spain recoge datos preocupantes sobre la pandemia

  • Hace dos meses al 67% de los encuestados les preocupaba mucho o muchísimo la pandemia, ahora sólo a la mitad
  • Más del 50% cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado, y disminuye la percepción de que lo peor está aún por venir (23%)
  • Cada vez somos menos partidarios del uso obligatorio de mascarilla (aunque sigue siendo la medida que más acuerdo genera), el toque de queda nocturno y la limitación del movimiento entre provincias

19 abril, 2021


Rebeca Gil
BuscandoRespuestas

Son muchos meses ya. Muchos meses de restricciones de movilidad, de no poder abrazar a nuestros familiares, muchos meses en los que las cifras de contagiados no paran… y todo ello va cambiando nuestra visión y perspectiva de la pandemia.

Precisamente para saber qué conocimientos tenemos sobre el coronavirus y sus formas de prevenirlo, y para conocer la percepción de riesgo que tiene la población ante la pandemia, el pasado mes de mayo se puso en marcha el estudio COSMO-Spain.

Esta encuesta está coordinada por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Universidad de Murcia y la Universidad de Cádiz.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Y no sólo se lleva a cabo en nuestro país, sino que también se realiza en otros 31 países, con el fin de identificar «en tiempo real» las necesidades de información y preferencias de los ciudadanos, así como conocer el grado de aceptación y adherencia a las medidas puestas en marcha o previstas.

A través de los datos recogidos se pueden identificar también que conductas de riesgo son habituales, el impacto de la desinformación y los factores psicológicos en el comportamiento preventivo.

Menos preocupados por el coronavirus

Hasta este momento se han realizado 5 rondas de estudio del COSMO-Spain. En esta quinta ronda lo que más llama la atención es que, según las respuestas obtenidas, la preocupación por el coronavirus y sus consecuencias ha disminuido.

Si en la cuarta ronda publicada hace sólo dos meses, al 67% de los encuestados les preocupaba mucho o muchísimo la pandemia, ahora tan sólo declaran estos niveles de preocupación el 52%.

Tampoco parece que la generalización de la cepa británica, más contagiosa, haya calado en la percepción de la rápida propagación del virus, puesto que ha bajado del 92% en la cuarta ronda al 69% de esta.

Lo mismo ocurre con el sentimiento de depresión que han provocado estos meses (44% frente al 50% anterior), mientras que el sentimiento de miedo se mantiene igual (41% de las personas encuestadas).

Otra cuestión muy llamativa de esta encuesta es que, por primera vez, se supera el 50% de las personas que creen que lo peor de la pandemia ya ha pasado, y disminuye la percepción de que lo peor está aún por venir (23%). Esto podría ser fruto de las esperanzas puestas por todos en la vacunación, que cada vez adquiere un mejor ritmo.

Una cuestión preocupante que se desprende del estudio es la bajada en la percepción de gravedad de la enfermedad del coronavirus. Sólo un el 35% de los participantes considera que la enfermedad sería «grave» o «muy grave» en caso de contagiarse.

También es menos acusada la idea de probabilidad de contagio ya que sólo el 25% de los encuestados cree que tiene muchas probabilidades de contagiarse. Además, el 29% de los encuestados creen que es fácil evitar el contagio del SARS-CoV-2.

¿Cuánto sabemos sobre el coronavirus?

En cuestión de conocimientos en torno a la pandemia y al virus somos casi expertos.

Los porcentajes de respuestas correctas son muy altos, aunque con muy ligeros descensos en algunas cuestiones, como en las preguntas «¿El coronavirus se transmite por el aire?», «¿Si soy contacto estrecho debo aislarme?» y «¿Hay que lavarse las manos antes y después de usar la mascarilla?”.

De hecho, hay algunas cuestiones que, aunque repetidas hasta la saciedad, todavía hay personas que no entienden. Así, el porcentaje de encuestados que cree erróneamente que puede hacer vida normal si son contacto estrecho, sube levemente del 6% de la 4ª ronda al 8% de esta ronda.

También aumenta el número de personas que dicen sentirse bien informados sobre las pruebas de detección del coronavirus. Pero baja el número de los que muestran un conocimiento correcto sobre las pruebas y que se han realizado una PCR o pruebas de antígenos.

La buena noticia es que aumenta el conocimiento sobre aspectos como entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho; cuando se sospecha que se tiene coronavirus; sobre la necesidad de acudir al médico. También en general hay una mayor comprensión de las restricciones, y se busca información sobre las vacunas.

Sin embargo, la alfabetización en salud desciende en conceptos como decidir si vacunarse; comprender los riesgos y beneficios de vacunarse…

¿Estamos cumpliendo las medidas de prevención?

Cierres perimetrales, toques de queda, locales de restauración cerrados, aforos restringidos… La proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado en España no han sido adecuadas desciende del 56% en la 4ª ronda al 45% en la actual, mientras que aumenta el porcentaje de quienes consideran que las decisiones adoptadas han sido exageradas, de un 8% pasa a un 15%.

Al entrar al detalle de cada medida de prevención establecida, parece que cada vez vamos siendo menos tolerantes. Cada vez somos menos partidarios del uso obligatorio de mascarilla (aunque sigue siendo la medida que más acuerdo genera), el toque de queda nocturno y la limitación del movimiento entre provincias.

Esta quinta ronda del COSMO-Spain también revela una ligera bajada en la frecuencia de cumplimiento de todas las medidas preventivas, excepto en el uso de gel hidroalcohólico, que se mantiene, y en la ventilación de espacios cerrados que, afortunadamente, aumenta, aunque ligeramente.

El uso de mascarillas sigue siendo la medida preventiva más generalizada, detectándose un aumento en el uso de los ‘modelos’ FFP2, del 37 al 46% de los encuestados, mientras que disminuye el uso de mascarillas quirúrgicas (del 44% al 35%).

Percepción de cumplimiento de normativa

El estudio pregunta por primera vez sobre la percepción en el cumplimiento de las normas por parte de la sociedad española en general. Pues bien, parece que tenemos en gran consideración a nuestros paisanos, porque el 60% de las personas encuestadas cree que la mayoría de la población española cumple las normativas.

Pero no todo es de color de rosa, porque el 75% cree que la mayoría se quita la mascarilla en las reuniones familiares, y el 63% que la mayoría se reúne con no convivientes en lugares cerrados.

También hay datos preocupantes en cuanto a las reuniones familiares y al ocio, porque ha aumentado la proporción de personas que ha estado más de 15 minutos en el interior de un bar o restaurante.

Entre quienes lo han hecho, el 81% cree que se cumplían las recomendaciones de aforo y distancia.

Con respecto a las vacunas, el 8% de los encuestados señala que ya ha recibido alguna dosis. Entre quienes no han recibido la vacuna, aumenta hasta el 74% las personas que dicen que se vacunarían. Los motivos más mencionados para querer vacunarse son proteger su propia salud y la de los demás.

Si bien estas respuestas son anteriores a la caída de vacunaciones con AstraZeneca.

Fatiga pandémica en alza

Estamos todos muy cansados, es un hecho. Prueba de ello es que la fatiga pandémica aumenta ligeramente. Son muchos los que se sienten identificados con frases como «estoy perdiendo las ganas de luchar contra la COVID-19» o «estoy harto de oír hablar sobre la pandemia».

Y esa es una realidad preocupante. Porque todavía nos queda tiempo de hacer las cosas bien, cumplir con las medidas y no dejarse llevar por una sensación de fatiga pandémica que podría empujarnos a la relajación y el peligro que conlleva.

Porque aunque nosotros nos cansemos, el virus nunca se agota.

Noticias relacionadas