BuscandoRespuestas

Actualidad médicaSalud

¿A quién le toca ahora recibir la vacuna del coronavirus?

  • La segunda dosis se administrará lo antes posible, a partir de los 21 días en el caso de Pfizer y a partir de los 28 días en el caso de Moderna, y siempre de la misma marca que se haya utilizado en la primera

21 enero, 2021

Redacción
BuscandoRespuestas

Hace poco menos de un mes que comenzó en nuestro país la tan esperada campaña de vacunación contra la Covid-19. Ha tardado días en coger ritmo y justo cuando parecía que el proceso se había agilizado, han comenzado a surgir los problemas por no tener las jeringuillas necesarias para aprovechar al máximo las dosis de la preciada vacuna.

A pesar de ello, la Comisión de Salud Pública ha aprobado la segunda actualización de la estrategia de vacunación que recoge varias novedades importantes.

La primera etapa comenzó con la vacunación de cuatro grupos:
– Residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.
– Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario.
– Otro personal sanitario y sociosanitario, como los pertenecientes a la atención primaria, aunque no estén en esa primera línea de actuación contra la Covid-19.
– Personas consideradas como grandes dependientes que no estén actualmente ingresados en ningún institución.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Y es que se considera que las particularidades de estos grupos les hacen tener un mayor riesgo de exposición al virus SARS-CoV-2 y de transmitirlo a otros.

Desgraciadamente en muchas comunidades no se ha llegado a administrar la vacuna a todos estos grupos, por lo que la actualización de la estrategia sigue insistiendo en la prioridad de terminar con la inmunización de este grupo.

Una de las novedades que añade el nuevo documento es que también es prioritario vacunar al personal dedicado a la Odontología, a la higiene dental y cualquier personal sanitario que atiende a pacientes sin mascarilla durante más de 15 minutos.

Además, indica que el personal sanitario y sociosanitario que no se incluye en la etapa 1 podrá vacunarse en la etapa 2 de manera prioritaria, dentro de las categorías “personal esencial de primera línea” u “otro personal esencial”.

Lo que las autoridades sanitarias han decidió mantener es la pauta de vacunación. Es decir, se mantiene la administración de dos dosis en las poblaciones que se están vacunando, administrando la segunda dosis cuanto antes a partir de los 21 días en el caso de Pfizer y a partir de los 28 días en el caso de la vacuna de Moderna.

La segunda dosis será administrada con la misma marca, Pfizer o Moderna, que se haya utilizado en la primera dosis.

Una vez realizada la vacunación de estos sectores llegará el tan esperado momento de inmunizar a los mayores de 80 años. Son los más vulnerables y los que más sufrido el embate del virus, con unos porcentajes de fallecimientos altísimos.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística correspondientes a enero de 2020, en España hay 2.851.054 personas de más de 80 años, representando el 6% de la población española. De ellos 1.056.207 son hombres y 1.794.846 mujeres.

No hay que olvidar que algunas de las personas de este grupo de edad pueden haber sido vacunadas en los grupos considerados con anterioridad (grupos 1 y 4) por lo que el número de personas a vacunar será menor al que figura en el párrafo anterior.

Lo que todavía no sabemos ni es capaz de determinar el Ministerio de Sanidad es la fecha aproximada en la que los mayores que no viven en residencias podrán ser vacunados. Todo dependerá de la disponibilidad de vacunas.

El orden seleccionado obedece a criterios de necesidad, equidad y reciprocidad, que aconsejan vacunar a las personas que más se exponen al virus, como son los sanitarios y sociosanitarios de primera línea, así como las personas que más se hospitalizan y fallecen.

El Ministerio también habla se un criterio de solidaridad para priorizar a las personas que puedan ver más afectada su salud o estén más expuestas al virus.

Noticias relacionadas