BuscandoRespuestas

DestacadaSalud

Uno de cada tres enfermos de Covid tiene problemas mentales o neurológicos, seis meses después

  • El estudio asegura que la enfermedad del coronavirus aumenta las probabilidades de desarrollar depresión, demencia, psicosis y accidentes cerebrovasculares

07 abril, 2021


Redacción

Un amplio estudio publicado en la revista Lancet Psychiatry constata que uno de cada tres enfermos de Covid-19 ha desarrollado algún tipo de enfermedad mental o neurológica en los seis meses siguientes. Concretamente el 34%. Y la más común es la ansiedad, que ha afectado al 17% de los pacientes. Uno de cada seis.

Las personas que tuvieron que ser ingresadas en los hospitales o en las UCIs tuvieron una incidencia aún mayor, y los investigadores han anticipado que el impacto podría sentirse en los servicios de salud durante muchos años, por lo que deberían contar con recursos para atender a esos pacientes. Sobre todo si tenemos en cuenta que muchos de los trastornos identificados en este estudio tienden a ser crónicos o recurrentes

El estudio asegura que la enfermedad del coronavirus aumenta las probabilidades de desarrollar depresión, demencia, psicosis y accidentes cerebrovasculares.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Te puede interesar: Un tercio de los enfermos de coronavirus acaban sufriendo «PASC», la nueva dolencia misteriosa

Claro que no necesariamente se trata siempre de consecuencias médicas del virus sobre el cerebro.

Muchos de los casos hacen referencia a episodios de ansiedad y trastornos de los estados de ánimo, que muy probablemente fueron causados por los ingresos en el hospital, la angustia ante la posible evolución de la enfermedad una vez diagnosticada, el estrés, la situación de aislamiento, el miedo…

Cuestión distinta son los casos de accidentes cerebrovasculares y episodios de demencia, que muy probablemente sí habrán sido causados por impactos biológicos del virus sobre el cerebro, o por la reacción del cuerpo a la infección en general.

Estudio con más de medio millón de pacientes

La investigación que acaba de ser publicada en Lancet Psychiatry está realizada por científicos de la Universidad de Oxford que analizaron los registros médicos electrónicos de más de un cuarto de millón de pacientes, sobre todo en EE. UU.

El estudio fue observacional y por lo tanto no existen análisis médicos que puedan constatar la relación causa efecto en los diagnósticos, ni que puedan asegurar que un derrame cerebral o una depresión producida en los siguientes seis meses a la infección habría sido directamente producida por el virus. Pero no era eso lo que buscaban

A sus conclusiones llegan los investigadores ayudados por una comparación con un grupo de pacientes con gripe y otros con infecciones del tracto respiratorio, y el resultado es que en la Covid-19 se aprecian claramente más afecciones cerebrales.

Los participantes fueron emparejados por edad, sexo, etnia y condiciones de salud, para que fueran lo más comparables posible.

Y el resultado es los pacientes que habían enfermado del coronavirus desarrollaron claramente más trastornos psicológicos o neurológicos. Concretamente un 16% más que los pacientes de otras infecciones respiratorias y un 44% más que los que habían pasado la gripe.

Y cuanto más enfermo había estado el paciente de Covid-19, más probabilidades de recibir un diagnóstico posterior de problemas mentales o cerebrales.

Las ‘secuelas’ más frecuentes

Los principales trastornos fueron los del estado de ánimo, ansiedad o psicóticos, que afectaron al 24% de los pacientes. Aumentaron al 25% en los ingresados en el hospital, al 28% en quienes tuvieron que pasar por cuidados intensivos y al 36% en las personas que experimentaron delirio mientras estaban enfermos.

Los accidentes cerebrovasculares afectaron al 2% de todos los pacientes con Covid, aumentando al 7% de los ingresados en la UCI y al 9% de los que tenían delirio.

Y la demencia se diagnosticó en el 0,7% de todos los pacientes con Covid, pero ascendió hasta el 5% en quienes habían experimentado delirio como síntoma.

El profesor de neurología de la Universidad de Oxford, Masud Husain afirmó que «existe evidencia de que el virus ingresa en el cerebro y causa daño directo».

Pero también causa otros daños indirectos, bien sea por afectar a la coagulación de la sangre, con los accidentes cerebrovasculares que ello puede provocar, bien por la inflamación general, que también puede tener repercusiones en el cerebro.

La profesora Dame Til Wykes, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College de Londres, según recoge la BBC manifestó que: «El estudio confirma nuestras sospechas de que un diagnóstico de Covid-19 no solo está relacionado con síntomas respiratorios, sino también con problemas psiquiátricos y neurológicos. Por eso mirar seis meses después ha demostrado que las secuelas pueden aparecer mucho más tarde de lo esperado».

Algo que seguro no sorprende a ese tercio de enfermos que muchos meses después todavía padecen coronavirus persistente

Noticias relacionadas