BuscandoRespuestas

Responde el doctorSalud

Pinturas y disfraces de Carnaval ¡cuidado con las alergias!

  • La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) advierte de las posibles reacciones alérgicas que las pinturas y tejidos del carnaval pueden causar en los niños

12 febrero, 2021


Rebeca Gil
Buscandorespuestas

Este año Don Carnal se queda en casa. Ni murgas, ni comparsas, ni chirigotas se pasearán por las calles de Cádiz. Y la reina del carnaval de Santa Cruz de Tenerife no podrá pasear sus brillos y plumas por las calles de la capital canaria. Este año, ayudada por la pandemia, Doña Cuaresma gana de calle.

Pero, a pesar de ello, en muchos colegios y guarderías no van a dejar pasar la ocasión para celebrar, en forma de burbuja, esta fiesta tan divertida y lúdica que hace las delicias de los más pequeños. Eso sí, siempre con mascarilla.

Caras pintadas y disfraces van a ser muy comunes en los entornos educativos durante los próximos días. Por eso, y sin querer aguar la fiesta, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) quiere advertir de las posibles reacciones alérgicas que las pinturas y tejidos propios del carnaval pueden causar en los más pequeños.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

En este sentido, la doctora Carmen Andreu, portavoz del Comité de Alergia a Alimentos, advierte de que “los colorantes dispersos de la ropa y los disfraces también pueden provocar alergia en niños, ya que algunos contienen productos derivados de la parafenilendiamina. Además, la sudoración y la fricción de la ropa al realizar ejercicio aumenta esta posibilidad”.

Y es que la piel de los niños es especialmente sensible, más aún si padecen dermatitis atópica (hasta un 20% de los niños sufren esta patología cutánea). Por eso, la doctora Andreu advierte, que “no es aconsejable, en general, cubrir la piel con pinturas, purpurinas, etc., y más si la composición de estos productos es desconocida”.

En este sentido, el doctor Carmelo Escudero, presidente del Comité de Alergia Infantil, subraya que “los niños que sufren patologías alérgicas deben seguir en estas fechas las mismas recomendaciones que ha indicado su alergólogo para el resto del año”.

Por ejemplo, si nuestro hijo tiene asma, puede participar en la fiesta escolar de su burbuja en el cole o la guardería, pero eso sí, teniendo siempre a mano “tanto el inhalador de rescate como la cámara de inhalación correspondiente”.

Pero ¿cómo saber que la pintura o el disfraz producen reacciones alérgicas? Las alergias cutáneas suelen manifestarse con picor de la piel en la zona de contacto de la prenda o la pintura y enrojecimiento de la zona afectada, apareciendo a veces lesiones de eccema con rascado.

Así, que tener claras las directrices para evitar sustos no está demás.

Los consejos de los Comités de Alergia Infantil, Alergia a Alimentos y Alergia Cutánea de la SEAIC, son los siguientes:

  • Organiza actividades alternativas, con un número limitado de menores, y evitando el contacto físico. Si se va a repartir algún tipo de alimento hay que tener cuidado con los alimentos más alergénicos (frutos secos, huevo, por ejemplo), e intentando realizar juegos o concursos en los que se pueda evitar el uso de disfraces.
  • Cuidado con los niños alérgicos, hay que tener en cuenta siempre los alimentos y bebidas que no pueden tomar.
  • Para evitar que el niño alérgico no tenga chuches durante la fiesta, es mejor que lleve unas propias que sean seguras.
  • Los profesores y monitores deberían estar informados sobre la presencia de una alergia a alimentos y cómo actuar en caso de reacción.
  • A estas alturas de la pandemia de coronavirus, los pequeños tienen muy claro lo que pueden hacer y lo que no, a pesar de ello, es importante recordarles que no deben compartir ni alimentos ni golosinas.
  • Evita el látex a la hora de preparar alimentos y en el maquillaje. En los niños con alergia a este componente, debe comprobarse que las máscaras u otros objetos como globos, adornos, guantes, etc. no lo contengan.
  • Lo de pintarse la cara suele alucinarles a los más pequeños, pero hay que hacerlo con cuidado. Debemos optar por pinturas de calidad, aunque sean más caras, y leer siempre su composición. Los perfumes, metales y conservantes que pueden contener estos productos son algunas de las causas más frecuentes de dermatitis alérgica de contacto en niños.
  • Evita que el niño lleve una máscara que tape toda la cara, pues puede dificultar la identificación de una reacción alérgica y empeorar los síntomas de asma o dificultad para respirar.
  • Si tras la utilización de un disfraz los padres o cuidadores sospechan que el niño ha podido desarrollar una alergia de contacto, deben retirar el disfraz y tratar las lesiones si es necesario. Pero no hay que tirar el disfraz. Nos puede servir para conocer el componente que provoca la alergia si realizamos un estudio alergológico al niño.
  • Como es muy probable que el niño tenga dermatitis atópica, lo mejor es ponerle prendas interiores que eviten el contacto directo con el disfraz. Es importante, tanto si hemos comprado el disfraz como si lo hemos hecho nosotros, y es mejor lavarlo antes de usarlo. Así eliminamos tintes y otros productos de la tela.
  • Hay que evitar los populares tatuajes temporales de henna. Contienen parafenilendiamina y pueden causar dermatitis de contacto en los más pequeños.

Y mientras esperamos a que las vacunas se generalicen y los contagios vayan poco a poco reduciéndose, hay que procurar que la alegría propia de estas pequeñas fiestas de carnaval no nos haga olvidar las reglas básicas de prevención del coronavirus: mascarilla, distancia de seguridad y limpieza de manos.

Noticias relacionadas