BuscandoRespuestas

DestacadaSalud

¿Nos puede pasar a nosotros lo que está ocurriendo en India, con las calles llenas de cadáveres?

  • Noticia actualizada a 1 de mayo con los últimos datos:
  • Ayer martes fue el sexto día consecutivo con más de 300.000 contagiados, y las cifras de muertos ya superan los 3.000 diarios
  • Lo que está ocurriendo en India puede ocurrir mañana en cualquier país del mundo que crea haber superado el coronavirus
  • Es demasiado pronto para saber con certeza si la variante doble mutante es la causa del terror, y cómo de peligrosa es realmente. ¿Será capaz de escapar a las vacunas?

03 mayo, 2021


Peter Bridge

Estamos ya en el mes de mayo, y las cosas siguen empeorando en la India. Lo hacen cada día. Casi cada minuto. Y el resultado es tan funesto que se ayer volvió a batir el récord de número de muertos en 24 horas, con 3.689 personas, hoy ha superado ya la impresionante cifra de 20 millones de contagiados.

Desde el viernes último los datos no han hecho más que teñir de negro el panorama de una país que se ilumina por las noches con la luz de las piras funerarias encendidas, y en el que no hay esperanza para muchas personas, ya que no hay camas en los hospitales ni oxígeno con el que tratar a los enfermos, aunque sea en las aceras, que todo se ha visto en estos días.

Y todos los datos que van apareciendo cada día tienen pinta de ser sólo un pequeña parte de la realidad que asola el segundo país más poblado del mundo. Porque los expertos hablan hasta de multiplicar por 5 las cifras, si queremos tener una idea de la realidad.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…

Son decenas de miles de familias destrozadas, llenas de dolor y lágrimas. Y miedo. Porque lo que ahora domina en ese país es el terror a lo que pueda pasar en cada momento. Un terror fundado. Porque no tienen a donde ir. No hay sitio en los hospitales, no hay medicamentos, no hay oxígeno… no hay apenas esperanza.

Cadáveres por las calles, hospitales saturados, parkings convertidos en incineradoras al aire libre, piras funerarias encendidas en sesión continua y en plena calle… mercado negro de oxígeno buscando salvar la vida de un ser querido que no tiene nada para ayudarle a respirar.

Así está India

Muerte y desolación en un país que como muchos occidentales, como nosotros mismos enseguida, creía tener las condiciones perfectas para vivir alejado del sufrimiento:

– Primero porque India ya había dado por vencida la pandemia y consideraba que una gran parte de su población estaba inmersa en la inmunidad de rebaño, con escaso peligro de contagio.
– Segundo porque allí es donde se fabrican la gran mayoría de las vacunas del mundo, aunque sólo el 8,6% de sus habitantes ha recibido alguna dosis.

Pero todo eso ha saltado por los aires y cada día nos enfrentamos a imágenes más duras, menos humanas y más aterradoras de lo que la pandemia puede volver a provocar.

El sábado las autoridades informaron de casi 350.000 nuevos contagios y más de 2.000 muertes ¡en un solo día!


Imagen del diario Times of India

Necesitamos conocer la causa de este rebrote

¿Es posible un cambio tan drástico? Más que posible, es un hecho.

Pero como no estamos seguros de cuál es la causa, prevenir un ‘terremoto’ de semejantes dimensiones resulta bastante más complejo.

Porque desgraciadamente, desde el minuto cero India dedicó poco esfuerzo a estudiar mutaciones y comenzó demasiado tarde su trabajo.

El virólogo Dr. Jameel confesaba que en el mes de diciembre su país había realizado la secuenciación del genoma de sólo 5.000 muestras. Demasiado poco. Menos del 1%.

Y cuando decidieron reaccionar ya estaba avanzado el mes de febrero, comenzó la segunda ola y el objetivo de secuenciar el 5% de las muestras totales se hizo imposible. Al menos de momento.

Por eso no estamos en condiciones de saber con certeza cuál puede ser la causa de este rebrote que inunda de lágrimas un país de 1.300 millones de habitantes.

¿Podemos aprender la lección?

Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que lo que está ocurriendo en la India puede ocurrir mañana en cualquier país del mundo que crea haber superado el coronavirus.

Según Barry Bloom, profesor de investigación y ex decano de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, «los ciudadanos y las autoridades bajaron la guardia cuando los números bajaron, y todos creyeron que el problema ya había pasado. Deberíamos aprender la lección de la India y algún otro país antes de que nos volvamos complacientes y decidamos que ya lo hemos hecho todo bien».

El temor a la cepa «doble mutante B.1.617»

Quizás la mayor preocupación en estos momentos, tanto de médicos como de científicos, sea que el aumento descontrolado esté causado, al menos en parte, por la variante del virus conocida como «doble mutante B.1.617»

Te puede interesar: Aparece en la India una nueva cepa «doble mutante» del coronavirus

Porque esta cepa contiene mutaciones genéticas que se encuentran presentes en otras dos versiones del coronavirus que ya se han mostrado muy difíciles de controlar:

– Una es la variante altamente contagiosa que pegó duro en California a principios de este año.
– La otra es similar a la que se encuentra en la variante sudafricana, que podría hacer que el virus sea más resistente a las vacunas.

Por eso tiene toda la lógica la preocupación y el miedo a que se trate de una variante de propagación más rápida y menos controlable.

Con todo, los científicos advierten que es demasiado pronto para saber con certeza cómo de peligrosa es realmente la nueva variante, y si realmente es capaz de escapar a las vacunas.

Pero sea como sea, lo que ya es una amenaza importante para nuestro futuro es que las grandes cifras de contagios a las que nos enfrentamos cada día, son gigantes cantidades de mutaciones que podrían acabar dando lugar a una cepa resistente a las vacunas actuales.

Cada contagio nuevo es un riesgo nuevo de que todo vuelva empezar.

Y no hemos conseguido que el mundo tenga esta realidad permanentemente presente.

Te puede interesar: Coronavirus: ¿Qué son variantes de interés, variantes de preocupación y variantes de gran consecuencia?

Variante de interés o de preocupación

Maria Van Kerkhove, responsable técnica para la Covid de la Organización Mundial de la Salud, ha comentado sobre esta cepa: «Es una variante de interés que estamos siguiendo, y el hecho de que tenga dos mutaciones que están presentas en otras variantes, es preocupante».

Agregó además, ante los periodistas, que existe una similitud con las mutaciones que podrían aumentar la transmisión y reducir la neutralización, posiblemente atrofiando la capacidad de las vacunas para frenarlas.

Pero de momento, la «doble mutante» que fue identificada a finales de marzo «no se ha marcado como una ‘variante de preocupación’, por lo que nadie asegura que sea una cepa más letal o más infecciosa».

Y eso que antes del 16 de abril ya se había encontrado en una decena de países como Australia, Bélgica, Alemania, Irlanda, Namibia, Nueva Zelanda, Singapur, Reino Unido y Estados Unidos.


Imagen del diario Times of India

¿Es más mortal?

El profesor asociado de ciencias del genoma y microbiología en la Universidad de Washington, Jesse Bloom, explica que «las mutaciones en los sitios E484 y L452 se han observado por separado, pero ésta es la primera variante que combina los dos. Y es muy importante controlarla».

Nithya Balasubramanian, investigadora india, ha dicho también esta semana: «hicimos los cálculos y creemos que gran parte del aumento en el número de contagios puede explicarse por esta mutación. Sí es un gran motivo de preocupación».

En cualquier caso, los científicos todavía tienen bajo investigación esta variante «doble mutante», aunque una de sus mutaciones, la L452R, está ya muy estudiada en EE. UU. y se sabe que aumenta la transmisión viral en alrededor de un 20% a la vez que reduce la eficacia de los anticuerpos en más del 50%.

La capacidad de contagio y que pueda ser más mortal que las conocidas hasta ahora ha causado especial preocupación a los virólogos del mundo, como ya lo habían hecho la variante británica, la de Sudáfrica y la de Brasil.

¿Qué podríamos hacer tan mal?

Las mutaciones ocurren al azar. Son sucesos raros y poco probables. Simples errores que ocurren en el momento en el que se replica el material genético.

En su mayoría solo van a disminuir la eficacia de los coronavirus que la sufren. Pero de vez en cuando alguna de estas mutaciones va a incrementar la eficiencia del virus volviéndolo más contagioso.

Es un juego de azar. La probabilidad de que ocurra es muy baja. Pero mientras más coronavirus estén replicando su material genético, más mutaciones ocurrirán.

La India es un país enormemente poblado. Es fácil que en un momento determinado el número de virus aumente rápidamente incrementando la probabilidad de que se originen mutantes más infecciosos. Es un proceso de retroalimentación positiva.

Lo preocupante es que ahora la India es el lugar perfecto para que se origine incluso un mutante de escape a las vacunas.

Si queremos ganar no basta sólo con cerrar las fronteras, que en este caso y con respecto a la india puede ser imprescindible. Lo que necesitamos es meternos en la cabeza que entre todos tenemos que mantener la población del coronavirus lo más baja posible. Nos jugamos mucho.

Si dejamos que la cepa «doble mutante» llegue a nuestro país, podría ocurrirnos algo similar a lo que vivimos hace poco más de un año, o a lo que están viviendo ahora mismo en India.

Pero si dejamos que aquí sigan aumentando los contagios, nosotros mismos podríamos ser causantes de una nueva mutación que escape a las vacunas.

¡Cualquiera de nosotros! Por joven y asintomático que sea, puede ser el origen de un drama mundial.

Mantengamos la precaución hasta que todo esto haya pasado. Su ecuación coste / beneficio es imbatible y comprensible para cualquier persona con cerebro.

Noticias relacionadas