BuscandoRespuestas

Actualidad médicaSalud

La quimioterapia podría ser historia para unas 5.300 mujeres con cáncer de mama

El doctor Alba lo califica como "el cambio de práctica clínica en cáncer de mama con ganglios positivos más importante de los últimos 25 años”. Evita recurrir a la quimioterapia y utiliza exclusivamente terapias hormonales

10 diciembre, 2020


Rebeca Gil
BuscandoRespuestas

Un ensayo clínico internacional con participación española ha concluido que las mujeres que padecen el subtipo de cáncer de mama más frecuente, podrían ser tratadas de forma eficaz exclusivamente con terapias hormonales. ¡Sin necesidad de recurrir a la quimioterapia!

En concreto, serían pacientes postmenopáusicas con receptores hormonales positivos (RH+) y HER2 negativo, que tienen entre 1 y 3 ganglios axilares afectados y con un resultado Recurrence Score (que predice el riesgo de recurrencia del cáncer de mama y determina si la quimioterapia puede ayudar a reducirlo) igual o inferior a 25.

Tal y como asegura el doctor Emilio Alba, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Regional y Virgen de la Victoria de Málaga, “los resultados revelan que retirar la quimioterapia a las mujeres postmenopáusicas con este tumor, y entre 1 y 3 ganglios afectos no empeora el pronóstico, de modo que en esta población de pacientes, que representan alrededor de 5.300 nuevos casos en España cada año, se puede evitar el tratamiento quimioterápico”.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

Eliminar los efectos secundarios de la quimio

La mayoría de los fármacos utilizados para la quimioterapia que se emplean en el tratamiento tienen como objetivo el destruir las células mientras se dividen muy rápido.

El problema es que en nuestro organismo hay células sanas que de forma habitual se multiplican a gran velocidad y también se ven afectadas por los tratamientos con quimioterapia. Son células sanas situadas en el tubo digestivo, en el nacimiento del pelo o en la médula ósea.

Al destruir estas células se producen los efectos secundarios de la ‘quimio’ que todos conocemos, vómitos, náuseas, caída del pelo, cansancio, pérdida de apetito, la reducción de los niveles de inmunidad.

Y al evitar la quimioterapia, además de no sufrir estas consecuencias, las pacientes con este tipo de cáncer de mamá podrían, en una época como la actual marcada por la pandemia del coronavirus, reducir el número de visitas a hospitales para recibir el tratamiento.
Habitualmente, tratar este subtipo de cáncer, que es el que padece un tercio de todas las mujeres con cáncer de mama, combina la quimioterapia con el posterior tratamiento hormonal, administrado entre 5 y 10 años.

Un estudio internacional

En el estudio participaron 5.083 pacientes de las que un 67% eran postmenopáusicas y el resto premenopáusicas. A las que tenían un resultado Recurrence Score igual o inferior a 25, es decir, bajo, se las aplicó aleatoriamente el tratamiento estándar (quimioterapia más hormonoterapia) o un tratamiento solo hormonal, y se las siguió durante 5 años.

Los resultados obtenidos revelan que en el caso de las pacientes postmenopáusicas la retirada de la quimioterapia no empeoró el pronóstico de la enfermedad.

Sin embargo, las mujeres premenopáusicas incluidas en el estudio sí obtenían un beneficio con la quimioterapia sumada al tratamiento hormonal. De hecho, la combinación mejoraba un 5% la tasa de supervivencia libre de enfermedad a los 5 años.

Para el doctor Alba los resultados de este ensayo son un hito científico ya que “suponen el cambio de práctica clínica en cáncer de mama con ganglios positivos más importante de los últimos 25 años”.

Y es que la posibilidad de prescindir de la quimioterapia en este tipo de cáncer de mama elimina el impacto negativo de sus efectos secundarios en la salud tanto actual como futura de las pacientes, mejorando su calidad de vida.

Este ensayo clínico internacional ha contado con la participación de del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, mediante la inclusión de 792 mujeres españolas, un elevado porcentaje del total de pacientes participantes en el ensayo.